El Marco
martes 20 de diciembre de 2016

Una app para abordar casos de dengue

Jesús María es parte de una prueba realizada por la UNC

Jesús María será parte de una prueba piloto con una innovación tecnológica orientada a la detección de casos febriles, y con ello el posible diagnóstico temprano de casos de dengue, zika o chikungunya. Se trata de la app “Fiebre UNC”, desarrollada por técnicos de esa casa de estudios, que ya puede ser utilizada por cualquier persona que la baje de tiendas virtuales de sus celulares o tablets.

El dispositivo induce a reportar casos de fiebre de 38 o más grados, que complementa con otras cinco preguntas para configurar el cuadro de situación. Como el acceso a la app es voluntario, el funcionamiento del sistema depende en gran medida de que la gente se apropie de él y lo utilice. La aplicación permite no sólo georreferenciar los casos de fiebre casi en tiempo real, sino que reduce notablemente los plazos en que el sistema sanitario toma contacto con los posibles pacientes.

Actualmente, las denuncias de febriles se conocen recién a los 4 o 5 días, y el diagnóstico se obtiene a los 7 u 8 días, con lo cual se pierde un tiempo muy valioso. Con la app, el sistema reporta a la Municipalidad los posibles casos cada 8 horas, lo cual permite intervenciones casi inmediatas y da más chances de controlar posibles focos.

Hay que tener presente que este tipo de enfermedades se propaga con celeridad, con lo cual la posibilidad de acortar tiempos es fundamental. Entre los beneficios de la aplicación hay que contabilizar que reduce costos y optimiza el funcionamiento del equipo de salud, interpela al vecino para que asuma también la responsabilidad de cuidarse a sí mismo, disminuye el uso de insecticidas, y baja fuertemente la posibilidad de brotes incontrolables. 

La aplicación fue presentada por el intendente Gabriel Frizza y el subsecretario de Salud, Dego Almada, junto a médicos y técnicos de la UNC que desarrollaron la app. Jesús María fue elegida para el lanzamiento por su trabajo previo en el control del vector (el mosquito aedes aegypti) y la vigilancia de febriles en la ciudad.