El Marco
martes 24 de enero de 2017

Avances y desafíos de la agroecología en Caroya

Mariela Puerta, técnica del Área de Producción, comparte la política que vienen realizando.

Con más de un año de ordenanza que promueve la agroecología en vigencia, Colonia Caroya da diversos pasos para fomentar este tipo de producción, que estimula la no utilización de insumos químicos de síntesis, la rotación de cultivos y el trabajo colectivo. Desde la Agencia de Desarrollo Productivo, la agrónoma Mariela Puerta es una de las encargadas de estimular este proceso que a fin 2016 dio vida a la Primera Feria Agroecológica de Colonia Caroya. En diálogo con El Marco Rec comparte los objetivos para 2017, y afirma: “Hay que hacer un cambio cultural, se puede producir de esta manera y los números dan”.

Ingeniera Mariela Puerta

Logros

Puerta destaca “haber conformado el grupo de productores agroecológicos, donde había muchos que ya venían  trabajando y se sumaron otros”. A partir de eso “se empezaron a armar los protocolos de manejo para cada cultivo (hortícola, frutales, maíz)”, en un trabajo articulado con la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, “a través de la ingeniera Ariadna Arrigoni”.

“Veníamos trabajando mucho en lo productivo, con charlas, con talleres de siembra, de bio-insumos, con recorridas en las quintas para ver problemáticas específicas. Y siempre surgía el tema de la comercialización, y la necesidad de diferenciar el producto agroecológico”, narra. Para responder a esa demanda: “Primero participaron de ferias agroecológicas en Córdoba, Unquillo, Tirolesa, y ahora se armó un stand colectivo en Caroya a fin de año”. En torno a esto “hubo un balance muy positivo, porque vemos un gran potencial en la zona”. La intención es que “esta pata agroecológica de la Feria del Camino Real tenga su propio día y horario en la plaza Nicolás Avellaneda y siga creciendo, a partir de que los consumidores vayan sabiendo las particularidades de esos productos que no tienen fito-sanitarios”, entre otros beneficios.

Desafíos

“Para mantener esta oferta es importante la difusión y la llegada al consumidor, que la gente elija el producto por lo que es”, apunta Puerta. Esa amplificación “va a permitir tener una oferta fuerte durante todo el año”.  La idea del equipo de trabajo, dice la agrónoma, “es que la agroecología crezca en la zona”. “Hoy tenemos cuatro productores muy activos, unos diez potenciales, y a partir de ahí buscamos que se vaya ampliando la superficie con este modelo.”

“Es difícil competir con las producciones extensivas, no tanto por rentabilidad sino por un tema cultural, hacer entender que hay otra opción de manejo sustentable y en la que los números dan”, señala Puerta. Por último concluye: “Es un trabajo de hormiga, en el que el Estado en todos sus niveles tiene que acompañar con financiamiento”, agrega.