El Marco
domingo 07 de enero de 2018

"El Festival es el primero que cuida y protege al animal"

Nicolas Tottis se refirió a la polémica sobre la jineteada y la definió como parte de la cultura y la tradición argentina.

En diálogo con El Marco, el presidente del Festival de Doma y Folklore de Jesús María habló de la inagotable e irreconciliable polémica respecto de la jineteada. Esta actividad, uno de los pilares del espectáculo que convoca multitudes en la ciudad del norte cordobés, es vista por algunos como un acto de maltrato hacia los animales, mientras que para otros se trata de una tradición y forma parte del acervo cultural argentino.

En principio, Tottis aclaró que "no es doma, es jineteada lo que se practica", y explicó que el nombre del Festival obedece a una cuestión histórica y a una marca ya instalada.

"El Festival es el primero que cuida, el primero que lo proteje al animal, el primero que le hace los controles sanitarios, los tropilleros que traemos son los que realmente están con toda la vacunación", dijo Tottis, y enumeró algunos de los cambios que implementó la organización: "usamos espuelas que no están trabadas, usamos el tiento pescuecero para que realmente el animal no sufra, hacemos muchas cosas".

Según expresó Tottis, los caballos que llegan a Jesús María "están preparados para jinetear, es un potro que está preparado para eso, no sirve para domarlo".

Por una legislación que contemple y regule la jineteada

El presidente del Festival de Jesús María expresó que el esfuerzo en estos momentos está puesto en generar una legislación nacional que regule la actividad, "estamos comprometidos a nivel nacional con la Confederación Gaucha Argentina y todas la federaciones gauchas del país en sacar una ley que proteja y resguarde nuestras tradiciones", dijo Tottis, y agregó: "esperamos que nuestros diputados y senadores, tanto regionales como a nivel nacional, nos ayuden a sacar la ley".

Cabe aclarar que a nivel provincial desde el año 2001 la Ley 8.952 declaró a la jineteada deporte y a los jinetes deportistas, y definió a la actividad como una "competencia pública, que consiste en demostrar el dominio, preponderancia y estilo del jinete en la monta de caballos reservados, en sus distintas modalidades".