El Marco
miércoles 17 de enero de 2018

Agroecología caroyense fue reconocida en la Legislatura y busca sentar precedentes

La legisladora Ilda Bustos quiere presentar una ley tomando el ejemplo de la ciudad.

Esta mañana, la legisladora provincial Ilda Bustos entregó a las autoridades municipales y a los productores locales la copia de una Resolución de la Unicameral cordobesa manifestando su beneplácito por el proyecto de producción agroecológica que se desarrolla en Colonia Caroya. Hace un mes y medio, la ciudad se convirtió en la primera localidad de la provincia en certificar las producciones sustentables sin uso de fitosanitarios.  Hasta el momento, Mario Avila y Berta Portal; Chacra de Luna; Danilo Fantini; y Jorge y Juan Bracaccini, son los únicos con el sello de agroecología.

"Este es un concepto alternativo, primero porque comprende a un tipo de producción distinto del monocultivo, de la producción que se entiende es hegemónica en nuestro país desde hace más de 20 años (...) creo que tiene muchísimo que ver con la promoción de economías regionales y con la aceptación que tiene, incluso a nivel cultural y turístico, la existencia de estos productos sin contaminación y sin la utilización de agroquímicos", sostuvo Bustos.

Además, anunció en el acto de hoy que usará como modelo a la ordenanza caroyense para presentar un proyecto de Ley provincial para promocionar este sistema de producción en todo el territorio cordobés. Para ello trabajará en conjunto con los técnicos que estuvieron acompañando el proceso, los productores y el municipio. Según sus cálculos, a fines de febrero sería presentado el primer borrador que será dirigido a la comisión correspondiente y en la cual los profesionales del proyecto deberán asistir a relatar la experiencia de Colonia Caroya: "este proyecto de la municipalidad entendemos es valiosísimo y que no solamente sienta un precedente sino que debe ser imitado en toda la provincia".

Finalmente recordó la intervención de la localidad en la prohibición de uso del herbicida 2-4 D que luego fue aplicada por el Ministerio de Agricultura, allanando el camino para limitar la aplicación de agroquímicos y potenciar métodos más saludables con el ambiente y la salud. El ministro Busso dio a conocer esta medida en la histórica bodega La Caroyense, como un reconocimiento a la lucha histórica que los productores de vid de la zona llevan para que se frene la aplicación de ese herbicida hormonal, con una alta volatilidad, en agosto de 2016.

Ilda Bustos resume la importancia del proyecto