El Marco
sábado 03 de febrero de 2018

Se cumplen 50 años de la publicación de un libro emblemático sobre la historia de Caroya

El 3 de febrero de 1968 se publicaba "...Y ellos forjaron un pueblo".

La ciudad preparaba la celebración por los 90 años de su fundación, en ese contexto nació la inquietud y la necesidad de reunir los antecedentes y elaborar el relato histórico que contara los diversos hechos que fueron conformando Colonia Caroya. Así surgió, como un propósito, una manera más de mantener viva la historia del pueblo, este libro que aún hoy ocupa orgullosamente las bibliotecas de la ciudad.

Efrain Bischoff, destacado historiador de Córdoba, fue el encargado de darle vida al proyecto y poner en palabras el derrotero de Caroya. Este autor, tenía un amplio conocimiento de la historia cordobesa, particularmente de la Córdoba colonial. También era un gran conocedor del legado jesuítico y de la historia de la Universidad Nacional de Córdoba, lo cual le confería un bagaje importante de datos relacionados al gérmen de la Colonia. En una de sus obras previas, "La espada de Artigas", estudiaba la fábrica de armas blancas montada en Caroya en los albores de la patria. Además, Bischoff ya había relatado la historia de otros pueblos cordobeses como la de El Arañado y Laguna Larga.

El libro comienza con el desarrollo de una discusión aún no saldada, relativa al origen del nombre "Caroya" y una breve descripción de los pobladores originarios de estas tierras. Luego se adentra en los hechos más destacados que influyeron sobre el territorio de la actual Colonia Caroya a partir de la colonización y desde la fundación de Córdoba hasta la nacionalización de las Estancia de Caroya junto a todo el patrimonio de la Universidad de Córdoba.

El nucleo de la historia que cuenta Bischoff está en la llegada de los inmigrantes italianos a estas tierras, y el desarrollo de la comunidad a partir de aquellos días de marzo de 1878.

Efrain Bischoff , autor de "...Y ellos forjaron un puebo" (Imagen: La Voz del Interior)

Entre las fuentes en las que abreva, encontramos diversos artículos de la prensa provincial y nacional, censos e informes agropecuarios, relatos de viajeros, etc. Cabe destacar que el mismo autor reconoció haber encontrado en el periódico "El Cooperativista" y en las anotaciones de Adolfo Morandini y Juan Bautista Copetti importantísimos aportes para elaborar la obra. También el libro reproduce una buena cantidad de imágenes históricas muy interesantes.

Con un estilo sumamente descriptivo, el autor abordó en su relato diversas cuestiones vinculadas a la vida cotidiana de los habitantes, el desarrollo económico y las costumbres caroyenses; sin embargo, en sus páginas no abunda el análisis de la cuestión social y política de la localidad, más allá de la mención de los nombres de las autoridades a lo largo de los años.