El Marco
sábado 10 de febrero de 2018

Preparan un helado gourmet con la uva típica de Caroya

Una heladería artesanal de Villa Allende utiliza frutos de producción local.

Una heladería artesanal de Villa Allende elabora un helado de alta calidad, con uva frambua de Colonia Caroya. Según contó a El Marco el responsable de la firma, el resultado fue "espectacular por lo rico de la materia prima". 

Un sabor que viene de Italia

Hace tres años que la heladería Del Bent abrió sus puertas en Villa Allende. Antes, cuenta Martin Oña, propietario del emprendimiento, "estuvimos 25 años en Italia haciendo helados"; allí aprendieron todo el arte que vuelcan en cada preparado. También de Italia trajeron en su paladar el recuerdo de un fruto que hoy encuentran en Caroya, la uva frambua.

La producción de uvas ha tenido un año muy bueno en la región y eso se ha reflejado en el helado. Según Oña "salió espectacular por lo rico de la materia prima", incluso relató, que por lo dulce de las uvas, debieron modificar la receta y disminuir la cantidad de azúcar. Por último, aseguró que "el helado ha tenido muy buena recepción entre los clientes".

El Helado de Uva Frambua listo para consumir - Foto: facebook Del Bent

Alimentos naturales, saludables y de proximidad

Del Bent es una heladería muy especial que elabora sus productos a la vista y de manera muy natural. Los helados que ofrecen nunca tienen más de 24 horas a partir del tiempo de elaboración. "Buscamos esos tipos de productos genuinos, hacemos una producción cuidadosa con esos ingredientes, no usamos colorantes ni saborizantes artificiales", detalló Oña.

"La calidad de nuestros productos depende directamente de la calidad de la materia prima", explicó el heladero. En ese sentido, la búsqueda de materia prima es un factor clave donde la confianza es primordial y la proximidad una necesidad; por ello desde Del Bent priorizan frutos elaborados en la región. Además de la uva, han utilizado peras e higos caroyenses, y también realizan helado de algarroba.

Para cada emprendimiento que incursiona en la producción de alimentos sanos y plantea un cambio importante con el clásico esquema de producción industrial, se genera un gran desafío que es llegar a los consumidores y que ellos puedan valorar el trabajo y la calidad de esos productos. La experiencia de Del Bent no fue la excepción. "Nos costó un trabajo bastante arduo de informar; mucha gente no entendía qué valor podía tener que el helado no tuviera colorante, por ejemplo", expresó Oña.

La uva molida en el proceso de producción - Foto: Facebook Del Bent