El Marco
sábado 24 de marzo de 2018

En el Día de la Memoria, recordaron al padre Bernardo en el parque que llevará su nombre

Descubrieron la piedra fundacional del futuro parque urbano Bernardo Hughes

Esta mañana se colocó la piedra fundacional del Parque Urbano Bernardo Hughes. En un acto muy emotivo, distintos vecinos caroyenses y de la región se acercaron a recordar al padre Bernardo y a evocar su sencillez y compromiso.

En enero pasado el Concejo Deliberante de Colonia Caroya decidió que el futuro espacio verde que tendrá la zona norte de la ciudad lleve el nombre de este enorme luchador por los derechos humanos y la justicia social. Hoy, en esta fecha que rememora la noche más oscura que vivió nuestro país con el inicio de la dictadura cívico militar en 1976, fue el día elegido para recordar a una de las personas que desde el primer momento estuvo al lado de las víctimas exigiendo verdad y justicia.

Lectura de la carta de la Congregación Pasionista con motivo del nombramiento del Parque Bernardo Hughes

En el acto, que incluyó el descubrimiento de una placa en memoria del sacerdote, se escucharon las voces de varias personas que rememoraron diversos aspectos de la vida de sacerdote. En esas palabras emocionadas se pudo comprender lo hondo de la huella que Bernardo dejó en Caroya. En el encuentro estuvo presente el intendete Gustavo Brandán y el nuevo párroco de la ciudad, Martin Cervato.

Bajo la lluvia: la comunidad pasionista caroyense "Enrique Angelelli" plantó un roble en el Parque Bernardo Hugues

Según contó Marcelo Montes de Oca, quien compartió con Bernardo muchos momentos durante su formación con los pasionistas, "vivía con una pasión y una intensidad su vocación sacerdotal y religiosa que lo he visto en pocos curas". "Par él la religión era un servicio y no un poder", expresó.

El recuerdo de Marcelo Montes de Oca sobre la figura del Padre Bernardo Hughes

Bernardo fue parte fundamental de la comunidad que en la Iglesia Santa Cruz, durante la dictadura, abrió las puertas a los familiares de desaparecidos durante la última dictadura. Allí fue donde nacieron la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos. En el período de los años 1980-1989, se desempeñó como Párroco de la Ciudad de Colonia Caroya.

Montes de Oca destacó la gran sencillez y la profunda formación de Bernardo, "era muy dificil encontrarlo, pillarlo, como dicen en el norte; en un discurso liviano", expresó.