El Marco
martes 17 de abril de 2018

"Colonia Caroya va a ser el municipio que mayor participación ciudadana va a promover en toda la Argentina"

El intendente Brandán se refirió al flamante Código de Participación Democrática.

El intendente Gustavo Brandán habló del recientemente aprobado Código de Participación Democrática que en el futuro regirá sobre los distintos institutos de paricipación de la ciudadanía caroyense, tanto los que prevé la Carta Orgánica Municipal, como otros mecanismos creados para ese fin. 

Brandán hizo foco en la innovación que representa el nuevo código, "Colonia Caroya va a ser el municipio que mayor participación ciudadana va a promover en toda la Argentina", lanzó el mandatario. Además remarcó las nuevas figuras que se agregaron a la legislación vigente y que brindarán a los vecinos la posibilidad de controlar las licitacones y las contrataciones. Brandán remarcó "la obligación que va a tener el intendente de concurrir con sus secretarios  una vez al año a cada uno de los barrios a ser interpelado por la cidadanía y a rendir cuentas de su gestión de gobierno" como una de las reglamentaciones más novedosas. 

Para el mandatario, el espíritu de esta legislación es "abrir a la ciudadanía el municipio". Desde su punto de vista, opinó que "la participación ciudadana ha ido creciendo en Colonia Caroya". En ese marco ponderó la aplicación del Presupuesto Participativo, implementado en su gestión, pero creado por la Carta Orgánica. "Hay que ir alimantando la participación año tras año", concluyó el intendente.

Sin consenso opositor

Los dos bloques opositores en el Concejo Deliberante votaron en contra de esta ordenanza en base a distintos argumentos. Tanto desde el PRO, como desde la UCR expusieron que el tiempo empleado para la elaboración y discusión de una ordenanza tan sensible no fue suficiente; apenas un mes para el análisis de una ordenanza clave de 116 artículos.

En el debate en el Concejo, Sergio Aguirre, concejal del PRO, dijo que "no ve que el código vaya a cambiar políticamente a la ciudad". A su turno, Amilcar Ñañez, concejal de la UCR, aseguró estar de acuerdo con la codificación, pero remarcó que faltó abordar la participación de los centros vecinales y la oficina de reclamos e incluirlas en este proyecto. "Evidentemente hay algún apuro que nosotros desconocemos para tratar este proyecto", dijo el jefe de bloque radical.

Otro de los puntos criticados, fue que el nuevo código deroga siete ordenanzas: la de Institutos de democracia semidirecta, Banca del ciudadano, Régimen de voluntariado, Audiencia pública, Consejo de planificación estratégica, Consejo de vecinos y Presupuesto participativo.