El Marco
miércoles 20 de abril de 2016

PACES: Un programa que aplica el Bonoris para disminuir el fracaso escolar

Se empezó a implementar este año con alumnos de distintas divisiones.

El Programa de Acompañamiento a la Continuidad de la Educación Secundaria (PACES) comenzó a funcionar en el IPEM 165. Se trata de una propuesta que se encuentra en fase experimental a la que el Ministerio de Educación ha apostado, para disminuir el índice de deserción escolar y reforzar la continuidad de los estudiantes.

El PACES se desprende de otro programa que hace ya más de seis años desarrollan distintos colegios de la provincia: el Programa de Inclusión y Terminalidad de la Educación Secundaria y Formación Laboral para Jóvenes de 14 a 17 años (PIT). En el Bonoris el PIT funciona desde Junio del 2011, por eso el establecimiento pudo acceder al PACES. “Se destinan recursos del PIT para asistir a los repitentes de la escuela o de otra escuela” explicó Julia Palmero, directora de la escuela.

Cómo funciona

Los alumnos que acceden al PACES son aquellos que no pudieron pasar de año, en cualquiera de los cursos, por “llevarse” entre cuatro y ocho materias. A ellos en esta modalidad “se les reconoce las materias aprobadas y solo cursan las materias que han desaprobado” comentó la Directora.

Los profesores de las distintas materias comparten el aula con alumnos que cursan asignaturas de distinto año, similar a una escuela rural, donde el el espacio es compartido por estudiantes de distintas edades y grados.

“La finalidad es fortalecer a los chicos en el `oficio de ser alumnos´” comentó la directora, darles las herramientas para desempeñarse de manera plena en el ámbito educativo y que “en el futuro no vuelvan a repetir”.

Es un gran desafío para la institución la implementación de este espacio en el que hoy participan estudiantes de distintos cursos, pero solamente del Bonoris. “Si nos va bien, esto va a continuar” aseguró la Directora; y avanzando un poco más expresó: “si el Bonoris no llegaría a tener la cantidad de repitentes para un curso del PACES (como mínimo veinte alumnos), vamos a invitar a otras escuelas a que sumen a sus estudiantes”.

Sobre el desarrollo cotidiano del programa, Palmero dijo: “estamos muy entusiasmados, los chicos también. Se están produciendo cosas muy interesantes”. Además aclaró que “no solo vienen a cursar las materias que adeudan”, sino que “también preparan las previas”.

Otra cuestión importante para comprender el funcionamiento y alcance del PACES, es que en el momento que en el programa se dicta una materia que algunos alumnos no tienen que cursar por tenerla aprobada, esos estudiantes tienen un espacio de tutoría y taller de estudio, a cargo de una docente, por lo cual, todos permanecen en la escuela reforzando “el oficio de estudiante” explicó la Directora.

El germen

Según contó la Directora del Bonoris, este Programa “nace de una idea original que se aplicó en este colegio que en el año 2012, se llamó `Espacio Puente´ y en 2013 `Avanzar y Permanecer´”. En aquel proceso “los chicos que estaban repitiendo por muy pocas materias se preparaban, rendían libre y pasaban”.