El Marco
jueves 26 de julio de 2018

El Concejo Deliberante caroyense aprobó proyecto de becas estudiantiles

La iniciativa fue una de las ordenanzas que crearon los ediles juveniles.

En la sesión ordinaria N°23 se aprobó por unanimidad el proyecto presentado por el Concejo deliberante juvenil que crea el programa de becas a estudiantes de escasos recursos económicos.Tiene como principal objetivo promover la igualdad de oportunidades de la educación en los niveles primario y secundario, a través de la implementación de un sistema de becas que facilite el acceso, permanencia y finalización de estudiantes en las instituciones educativas.

Para dar cumplimiento del programa se creará una Comisión de  Evaluación y Adjudicación dependiente de la Secretaría de Gobierno. La Comisión estará compuesta por concejales, representantes de la Universidad Popular, de la Dirección de Desarrollo Social, del departamento ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante Juvenil. Las becas se otorgarán anualmente a través de convocatorias públicas y abiertas previas al año a otorgarlas y serán un beneficio de carácter personal e intransferible del becario, incompatible con otros beneficios de carácter similar otorgados por cualquier dependencia del ámbito municipal.

Las becas estudiantiles consisten en beneficios que se otorgarán, en función del nivel educativo:

Nivel Primario: kit de útiles escolares.

Nivel Secundario: dinero mensual destinado a compra de material bibliográfico.

Las becas estudiantiles son una herramienta fundamental para aquellos ciudadanos y ciudadanas caroyenses que por complicaciones de orden económico-financiero u otra índole, necesitan apoyo del estado municipal para iniciar o finalizar su educación, sea este en el nivel primario o secundario y no cuentan con las herramientas necesarias para ello. De acuerdo al censo 2010, Colonia Caroya posee una tasa del 1% de analfabetismo; el 72,2% de la población entre 15 y 18 años asiste a un establecimiento educativo; el 55,8% de los jóvenes mayores de 18 años no logró finalizar el secundario. Sólo el 6% de la población caroyense mayor a 25 años ha logrado alcanzar un título universitario.