El Marco
lunes 17 de septiembre de 2018

El municipio descontará días de huelga a los trabajadores

El sindicato convocó a una marcha a las 19 horas desde el obrador a la municipalidad.

El conflicto salarial parece no tener fin. Hoy a la madrugada simó un nuevo capítulo que incluyó la intervención de los Tribunales de Jesús María para destrabar la situación. La medida provocó que el sindicato que aglutina de a los empleados anticipara que iba a realizar una denuncia penal a la intendenta por el desalojo e "intimidación". En horas de la tarde, nuevamente habrá una manifestación por las calles céntricas de la ciudad.

Por otro lado, desde el municipio emitieron dos comunicados. El primero de ellos confirma el retraso de las inauguraciones de tres obras que había sido anunciadas en el mes aniversario: la extensión de la Costanera hasta barrio Los Nogales; inauguración del Parque de Nativas y Vivero; y nuevas veredas en calle Córdoba. Serán reprogramadas, ya que no dan los tiempos para habilitar las obras en los días inicialmente previstos, que eran el 24, 26 y 28 de este mes, respectivamente. 

El otro texto resume la posición de las autoridades ante el reclamo: "no obstante la ilegalidad de la medida, el Departamento Ejecutivo (DE) aceptó reunirse en diversas oportunidades con representantes elegidos por los mismos agentes municipales, e inclusive la propia Intendente se hizo presente en el sitio de la protesta, a fin de explicarles en persona cuáles eran las propuesta del DE, y solicitarles que no obstruyeran la salida de los vehículos y maquinarias necesarios para la prestación de los servicios públicos esenciales.

Pese a ser reiterada en diversas oportunidades, esa solicitud fue desoída por estos agentes, que representan un grupo reducido, en comparación con la amplia mayoría de empleados que está trabajando normalmente. La preocupación del DE por la situación salarial se tradujo en 7 ofrecimientos consecutivos de recomposición, que fueron sistemáticamente rechazados por los trabajadores, que no formalizaron ninguna contraoferta razonable, y que, por el contrario, variaron de manera constante su posición en la negociación.

Recordemos: arrancaron la protesta pidiendo un básico piso de $22.000; luego viraron a un no remunerativo de $4.000; y finalmente pidieron un 20% de incremento al básico. Fuimos y somos coherentes en la posición de ofrecer una mejora a los empleados, que complemente la pauta salarial anual, cerrada en marzo último. Justamente el criterio siempre fue levantar los ingresos de las franjas de trabajadores que menos cobran, cuidando las finanzas de la Municipalidad (...)  En paralelo a la confirmación de que las sumas no remunerativas antes mencionadas serán pagadas, el DE ratificó a los empleados de paro que les serán descontados los días no trabajados".