El Marco
viernes 22 de abril de 2016

Pensar la educación sexual desde la niñez

Silvana Dalla Costa trabaja en Jesús María abordando esta temática.

  Silvana Dalla Costa, coordinadora del Programa de Salud y Educación Sexual, plantea que “muchas familias piden acompañamiento para brindar información a los niños en torno a la sexualidad”. La especialista dialogó con El Marco, acerca de las estrategias para trabajar estos temas desde temprana edad con un enfoque de derechos.

  Dalla Costa es licenciada en psicología y está a cargo de articular el área especializada en estos temas de la municipalidad con diversas instituciones, como las escuelas. Esta técnica explica que la “educación sexual, se aborda pensada en la co-construcción con el alumno, la familia y el docente”. Entre otros marcos que guían la tarea, se basan en el Programa Nacional de Educación Sexual, vigente desde 2003, y la Ley de Educación Sexual (26.150).  “Apuntamos al acceso a la información, a los servicios y recursos vinculados a la salud sexual.”

  Además, esta área que bajo diversas modalidades trabaja desde hace doce años, cuenta con Consejerías de Salud Sexual en los dispensarios, desde donde se impulsan campañas de métodos anticonceptivos; y acompaña a las instituciones educativas con capacitaciones a docentes y directivos.

Un abordaje integral

 El programa trabaja con nivel inicial en busca de brindar herramientas para un abordaje de la salud sexual con perspectiva de derechos desde la primera infancia. En ese escenario, “un mito era el temor a que los padres cuestionen estas políticas, y fue al revés nos encontramos con familias que nos piden que acompañemos el proceso de enseñanza en estos temas, que muchas veces es tabú”. Ya no sólo asisten madres o padres sino que “hay talleres en los hermanos o abuelos también buscan tener información calificada”.

  Para abordar el tema desde la niñez, “lo que hacemos es asesorar a docentes en contenidos y prácticas que circulan cotidianamente, el modo de relacionarse, el modo de jugar, qué tipo de juego realizar pensado desde una mirada de género”, cuenta Dalla Costa. Y además asisten “ante situaciones puntuales que emergen para poder dar una respuesta que cuide al niño y a la niña”.

 La política intenta alcanzar a los diversos grupos en edad escolar, y en esa línea existe un proyecto para secundarios que articula el trabajo docente con el equipo de salud. “La idea es que los jóvenes puedan prevenir el embarazo no deseado y para eso necesitan la información con anterioridad.”