El Marco
sábado 17 de noviembre de 2018

Se presentó un proyecto para incentivar energías de fuente renovable en Colonia Caroya

El interbloque Cambiemos está al frente de la iniciativa para el uso de energías limpias.

En 2017 se aprobó en Argentina la Ley 27.424 de Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica. El proyecto regula las energías renovables; pero además permite que los usuarios –renombrados “prosumidores” en el texto de la ley- que produzcan excedentes energéticos, puedan venderlo a los distribuidores de la red energética.

En ese marco, el interbloque Cambiemos presentó un proyecto de ordenanza de incentivo para el uso de energías renovables en Colonia Caroya. El propósito es reconocer los beneficios ambientales de las energías “limpias”.

El texto se apoya, entre otros puntos, en los incrementos de tarifas, que “generan una situación de inestabilidad y dificultad permanente” para la utilización convencional de energía.

Por eso, quienes inviertan en maquinaria y/o equipamiento para abastecerse total o parcialmente de energía proveniente de fuentes renovables, siguiendo el proyecto, “serán beneficiados, en el año fiscal inmediato posterior al de la instalación de los mismos, con una eximición del monto que les corresponde abonar en concepto de Tasa De Servicios A La Propiedad”. Esto incluye usuarios domésticos, o de empresas.

A la eximición del pago del 100%, por única vez, se sumaría la posibilidad de seguir invirtiendo en años posteriores, con un descuento subsiguiente del 50%. “Lo planteamos como una manera de estimular la generación de energía de fuentes renovables, con algunas herramientas fiscales, para que beneficien la instalación de estas estructuras”, explicó Elizabeth Peralta, impulsora del proyecto en el Concejo Deliberante.

Además, el proyecto contempla que “en todos los edificios públicos municipales se deben incorporar medidas tendientes al aprovechamiento de las energías renovables, la eficiencia energética y la arquitectura bioclimática”.

No tan accesible

Desde que se iniciaron los ajustes en las facturas, el aumento acumulado promedio fue de 600%, y de 362% en el caso de un hogar con tarifa social, según datos del informe presentado por EJES en 2016. Por eso, los usuarios buscan vías de escape para hacerle frente a la factura.

Aún así, por el momento, lo que dificulta el acceso a los equipos de energías renovables es su altísimo costo, que arranca -incluyendo instalación y equipos- en 40 mil pesos para el caso de un termotanque solar. Tomando el consumo de un hogar promedio, se amortiza entre los 6 y los 10 años de uso. Con un buen uso y las condiciones ideales, se podría ahorrar hasta un 50% de la factura de energía.

Otra historia corresponde al sistema fotovoltaico integrado, es decir, aquel que podría aportar a la red que provee la Cooperativa de Servicios Públicos, por ejemplo. En la