El Marco
domingo 02 de diciembre de 2018

“Los despidos del Súper Uno afectan a toda Colonia Caroya”

La legisladora provincial y sindicalista ofreció una charla-debate en la Casa de la Historia. Se hicieron presentes trabajadores y trabajadoras despedidas del Súper Uno.

“Debate sobre el rol de lxs trabajadorxs en el contexto actual” fue el título elegido para la charla que Ilda Bustos encabezó en la Casa de la Historia, invitada por El Marco.

Bustos es legisladora provincial, secretaria general de la Unión de Obreros Gráficos Cordobesa (UOGC), y militante histórica por los derechos de las trabajadoras y los trabajadores. La presencia de muchos trabajadores y trabajadoras despedidos del Súper Uno catalizó la discusión hacia la necesidad de prestar apoyo y apuntalar caminos posibles para las 60 familias afectadas.

“La cuestión de estos despidos masivos es parte de la situación laboral actual, que nos atraviesa como trabajadores”, comenzó Bustos. La discusión rápidamente viró hacia la situación de los despidos en Súper Uno: son 63 personas que quedaron sin trabajo, con sueldos impagos y sin indemnización. La patronal no mostró intenciones de garantizar estos derechos por el momento.

Frente a unas 30 personas que dieron asistencia, Bustos apuntó a que la “cuestión fundamental” es revisar cómo los trabajadores ven al sindicato, que es “la vía por la cual se puede pelear por los derechos laborales”.

“Desde la dictadura hasta acá parece que (los trabajadores) no se sienten parte de los sindicatos, así como tampoco se sienten parte del colectivo de los demás trabajadores”, puntualizó.

Caminos posibles

En relación a los planteos sobre posibles soluciones para las familias afectadas por los despidos, describió algunas posibilidades de acción. “Hay una vía administrativa, o judicial, pero lleva tiempo: hoy tenemos un juicio laboral que no sabemos cuánto va a durar -siendo generosa por lo menos tres años-, y para cuando ganás tal vez la empresa ya no existe, es desgastante”, indicó.

“Luego está la posibilidad de defender los derechos laborales frente a la gremial, para hacer visible el reclamo socialmente, eso impulsa el castigo social y la visibilización”, detalló. “Utilizar uno solo de esos caminos sería una frustración”, analizó y recalcó en la necesidad de hacer consciente a vecinas y vecinos de la ciudad de que “este problema afecta a muchas personas, habrá mucha gente perjudicada y eso impactará en el consumo local, todavía estamos esperando las consecuencias de esta situación, y como tal afectará a toda la Colonia”.

“El mayorista de la empresa sigue funcionando, entones parecería ser que esta maniobra solo tenía por objetivo de sacarse de encima a los trabajadores sin consecuencias. Esto es un problema de ganancias”, apuntó.

Respuesta sindical

Bustos describió algunos casos de empresas recuperadas que le tocó pelear a lo largo de su historia militante: “algunas con frutos, otras no. No es un camino fácil”, sintetizó.

“Lo que sirve del juicio y las manifestaciones es para que ya no lo hagan más (los empresarios), porque ya saben que pueden terminar con los dedos pintados. Sirve para que todo el mundo tome conciencia de lo que están haciendo porque ellos se creen impunes. […] No está bueno hacer actos desesperados ni joder a todo el mundo. Pero es la única manera de que todos se enteren”, dijo refiriéndose a las manifestaciones recientes, con gran apoyo de la comunidad.