El Marco
viernes 04 de enero de 2019

Abrió sus puertas nuevamente a Casa de Piedra

Jesús María recuperó el espacio para organizar actividades con los vecinos.

La intendente Mariana Ispizua dejó formalmente habilitada la remodelada Casa de Piedra, en calle Paso de los Reyes 520, en el límite de barrios Las Vertientes, e Italia y Parque Suizo. Se trata de una vieja casona, construida en 1940, que durante muchos años marcó el ingreso a la Estancia La Loma, propiedad de la familia Zerboni. En ella vivían los caseros de la estancia.

Ahora, tras la apertura de calles y el desarrollo inmobiliario en ese sector, se ha recuperado y sumado al patrimonio de la ciudad, como un nuevo espacio de encuentro, donde se realizarán actividades vecinales, se dictarán talleres culturales y desarrollará su tarea el área de Juventud. “Recuperamos espacios del pasado, para potenciar nuestro presente y promover la integración y participación de los vecinos. Lugares como este están pensados para el encuentro de la comunidad”, destacó la intendente.

El corte de cintas de la casona estuvo precedido por la presentación formal del operativo que se desarrollará durante el Festival de Doma y Folklore.  Además, como para ir calentando motores rumbo a las noches de color y coraje, el acto fue amenizado por la actuación de los músicos Osvaldo Lagos y Ana Rodríguez. El chef Martín Altamirano deleitó a los presentes con choripanes, cazuelas y empanadas criollas, entre otras exquisiteces. Esos condimentos de música y gastronomía fueron sólo un anticipo de lo que se vivirá en el stand institucional de la Municipalidad, que durante las 10 noches festivaleras funcionará frente al anfiteatro, en la esquina de Cleto Peña y Abel Figueroa.