El Marco
domingo 13 de enero de 2019

"Cantar estas canciones es una especie de siembra, con el tiempo la gente va dándose cuenta del mensaje"

El dúo santiagueño Orellana Lucca cautivó a Jesús María.

El dúo santiagueño Orellana Lucca se presentó una vez más en el escenario Martín Fierro. Los músicos que fueron consagración de Jesús María en 2017 no se olvidan que desde chicos esperaban cada enero para compartir en familia la música de los referentes del folklore Nacional. Anoche, en una sólida presentación, Orellana Lucca cosechó en el público de Jesús María, aquello que desde hace ya veinte años vienen sembrando.

"Que esta aguita no nos corra" dijo Rodolfo Lucca en medio de la presentación en el Anfiteatro José Hernández. La llovizna se hacía persistente mientras sonaba la música de Orellana Lucca. Sin embargo, el "aguita"  no corrió a nadie y el público disfrutó con atención de canciones como `Mi tierra sigue latiendo´, `zamba del arribeño´, una singular versión de `el cosechero´, `Esencias del corazón´, la zamba `Hacia mi ocaso´, y `Chacarera del Patio´. "Fue hermoso ver a la gente cantando nuestras canciones, bajo la lluvia, bancándose todo", dijo Manuel Orellana luego del show.

Rodolfo Lucca

Los músicos santiagueños aseguraron que "siempre genera algo importante estar en Jesús María",  y recordaron la espectativa que desde chicos generaba este festival en ellos y en sus familias. 

El dúo viene incursionando en ritmos diversos en sus últimos trabajos, "estamos abiertos a todos los rítmos argentinos y latinoamericanos", aseguró al El Marco Rodolfo Lucca, y mencionó dos canciones litoraleñas que incluyeron en su último disco (El Cosechero y Río de camalotes) como ejemplo de esa exploración. Los artistas reconocen que en el público no existen fronteras a la hora de disfrutar la música, "por ejemplo, en el interior de Santiago suena muchísimo Chamamé", explicaron; "es importante abrirse a todo tipo de música y a otros ritmos, nosotros tratamos de hacerlo con mucho respeto".

Manuel Orellana

Los santiagueños están trabajando en distintos proyectos vinculados al vigésimo aniversario de Orellana Lucca que llegará este año. "Estamos pensando en un nuevo disco y en festejar de alguna manera, siempre cantando, estos veinte años" . Siempre hay que festejar, incluso en estos "tiempos difíciles para la cultura", expresó Rodolfo.

Por último, Manuel hizo alusión a la "apuesta" de la banda por una música con contenido. "lo que hacemos no es comercial ni busca el aplauso fácil", expresó, y agregó que esa filosofía "cuesta mucho más". "Muchas veces queda como que uno pasa desapercibido, pero no, uno hace una especie de siembra con esto y la gente va dándose cuenta de lo que uno trata de dejarle, el mensaje".