El Marco
jueves 24 de enero de 2019

Buscan darle una nueva impronta a la gestión de la Cooperativa

Avanzan en medidas de democratización política y administrativa.

La Cooperativa de Servicios Públicos de Colonia Caroya y Jesús María se encuentra en medio de una compleja coyuntura que incluye un incipiente cambio dirigencial que suma la reciente y precipitada salida del gerente de la empresa; y un difícil momento financiero atribuido al gasto que implicaron importantes inversiones realizadas y la crisis económica del país. Este panorama se desencadenó en medio de un contexto de aumento generalizado de tarifas a nivel nacional que impactó de lleno en los usuarios de nuestra región. El Marco dialogó con los máximos dirigentes de la entidad; el flamante presidente, José Chalub y el vicepresidente, Eugenio Sella, para conocer de primera mano cuáles serán los próximos pasos del organismo. 

La salida de Kurán y Foresi

Los dirigentes hablaron de ambos casos, aunque aclararon que no tienen ninguna relación entre sí. Respecto a la desvinculación del ex vicepresidente Marcelo Kurán, que se desarrolló en medio de denuncias cruzadas (aún hoy está pendiente un proceso penal por amenazas que inició Foresi en contra del ex integrante del Consejo Directivo); los actuales directivos buscaron bajarle el dramatismo al recordar que la salida de del hasta entonces vicepresidente de la Cooperativa se materializó porque había finalizado su mandato.

En tanto que el pasado 18 de enero desde la Cooperativa anunciaron la desvinculación del gerente de la entidad, Javier Foresi, quien se venía desempeñando en ese cargo desde hacía varios años. Los pormenores de esta situación no han salido a la luz, solo se indicó que la decisión correspondía a "cambios de políticas institucionales". El propio Foresi, consultado por este medio, prefirió no emitir declaraciones. En tanto, desde la cúpula ejecutiva de la Cooperativa refieren que se manifestarán sobre el caso cuando se haya resuelto definitivamente.

Según contó Chalub, la decisión "tuvo el apoyo unánime del Consejo Directivo, incluyendo a los consejeros suplentes". La dirigencia de la Cooperativa mantiene la reserva a la hora de referirse sobre los detalles del tema. Sin embargo, reconocen que "no hubo margen para una salida negociada", y aclaran que poseen "causas fundadas" que determinaron la decisión.

Hoy, el despido del gerente se encuentra en una etapa de resolución entre partes, y no se descarta una posible judicialización si no hay acuerdo entre los representantes de los involucrados.

Democratización de procesos administrativos y políticos

La Cooperativa trabaja en una modificación del estatuto en busca de una mayor alternancia en los cargos dentro de la organización. Según expresaron los máximos responsables, el cambio ya estaría acordado y se votaría en una asamblea extraordinaria que convoque a todos los delegados, en los próximos meses.

La medida propone un tope máximo a la permanencia ininterrumpida en el Concejo de doce años en cualquiera de los cargos; y un límite de seis años consecutivos formando parte de la mesa directiva, que está integrada por los seis cargos más relevantes. El argumento de los dirigentes a la hora de definir el tiempo máximo de permanencia se basó en la necesidad de posibilitar la formación de los dirigentes en una materia tan sensible como la prestación de servicios públicos.

En lo que respecta al propio funcionamiento del Consejo Directivo, Chalub expresó que este año se ha revitalizado su funcionamiento con reuniones periódicas y mayor democratización de las decisiones. "Nada se decide de manera unipersonal", expresó.

Por otro lado, el presidente de la Cooperativa destacó las modificaciones que ya se han materializado en el plano administrativo y que impactan fuertemente en los procesos de concursos de precios para proveedores que realiza la entidad. Chalub aseguró que estos procesos están abiertos para que cualquiera pueda acceder, incluso para consulta de procesos anteriores. Además remarcó que constantemente se publica en todos los medios de difusión que dispone la entidad, la convocatoria para inscripción de proveedores.

Efectos de la crisis económica

Una de las cuestiones que debe afrontar la Cooperativa en la actualidad es la compleja situación financiera que atraviesa a raíz de la enorme crisis económica que vive el país. "Nosotros debemos pagar hoy la energía que los usuarios abonan dentro de 60 días", graficó Sella. Esa situación en el actual contexto inflacionario (en el 2018 la inflación fue la más alta de los últimos 27 años) genera dificultades muy grandes a cualquier unidad de negocios.

Además, la Cooperativa no ha abandonado los distintos planes de inversión programados, entre los que se destaca la instalación de fibra óptica en toda el área de influencia. Los precios de los insumos para estos trabajos se han disparado y la amortización se ha extendido considerablemente.

Concretamente, los máximos responsables de la entidad expresaron que la situación no es preocupante. Entre las medidas, mencionaron que no se incorporará más personal que el estrictamente necesario aunque tampoco recurrirán a despidos. Por otro lado, adelantaron que el traslado de la planta transformadora ubicada en la sede central de la Cooperativa, sobre la ruta 9; no podrá llevarse a cabo en el plazo que impuso el Concejo Deliberante (18 meses a partir del 24 de octubre pasado) por motivos de imposibilidad de contar con el financiamiento para tamaña obra.

Chalub y Sella aseguraron que, basados en datos comparativos con otros prestadores, la Cooperativa brinda servicios de muy alta calidad. Además, se refirieron al rol social de la entidad, con prestaciones como el banco de sangre, la ambulancia, el préstamo de elementos ortopédicos y el servicio de sepelio.