El Marco
jueves 24 de enero de 2019

Un sector del PRO de Colonia Caroya se distancia de la mesa local de Cambiemos

Denuncian que fueron relegados en el armado de cara a las próximas elecciones municipales y apuntan contra Gabriel Frizza.

El pasado 14 de enero, los partidos presentaron públicamente las listas de candidatos que disputarán la intendencia, el Concejo Deliberante y el Tribunal de Cuentas en los comicios generales de julio. Gustavo Brandán es el candidato de Proyecto Caroya que buscará continuar al frente de la gestión de la ciudad por cuatro años más, una decisión que se había anunciado con bastante anterioridad. La sorpresa llegó de la mano de la alianza local Cambiemos, integrada por la UCR y el PRO. El candidato a intendente es Matías Peralta Cruz, y el grupo que lo acompaña en la lista posee varios rostros nuevos. Allí surgieron los interrogantes sobre qué sucedió con algunos de los dirigentes vinculados al desembarco del PRO en la ciudad que están ausentes en esta oportunidad.

A unos días del anuncio, referentes del PRO caroyense decidieron exponer la situación de distanciamiento interno que atraviesan. “Todas las personas que hemos trabajado en cada una de las elecciones gracias a lo cual este espacio hizo unas elecciones extraordinarias en Colonia Caroya, han quedado fuera de la consideración”, explicó Sergio Aguirre.

Un reclamo que trasciende a Caroya y expone la interna del PRO

Fernando Arzubi, otro referente del espacio, puntualizó que “es una especie de reclamo, de revuelta para que el PRO de Córdoba se decida a constituir los circuitos y deje de manejar a dedo (…) el martes pasado fue una fecha importante porque vinieron más de 25 dirigentes del PRO que están haciendo el reclamo a darnos el apoyo y ver bien cómo es la situación y cómo se generó todo esto”.

Las principales denuncias son por, según sus palabras, no contar con autoridades regionales elegidas por votación mediante asamblea sino que son impuestas. A su vez, remarcan que políticos con mayor peso a nivel provincial y nacional son quienes escogen y diseñan las listas de cada localidad.

“No sabemos bien qué planes tienen o cual es la intención porque todo pareciera licitado para manejarse a dedo, de una manera verticalista quedando los mejores representantes o los verdaderos referentes del PRO afuera de la posibilidad de figurar en una lista”, resumió Arzubi.

El grupo autoproclamado PRO disidente relató que estos hechos se repitieron en otras ciudades como por ejemplo en Carlos Paz. “Hemos caído en una especie de trampa, hemos quedado entrampados porque en realidad no nos hubiera convenido armar Cambiemos en Colonia Caroya. Esto que pasó acá encendió la mecha en otras localidades porque no solamente es una complicación nuestra, está pasando en todo el interior de la provincia de Córdoba, y a raíz de esto nos hemos contactado con gente de otras localidades”, expresó el dirigente.

El rol del diputado Frizza

Gabriel Frizza, hoy diputado nacional y máximo referente de Cambiemos en la zona, mantuvo una relación conflictiva con el núcleo caroyense. Aguirre sostiene que es el exintendente de Jesús María quien tomó decisiones en cuanto a la lista presentada hace unos días. “Siempre tuvo una actitud crítica, más que al armado de Cambiemos, al grupo de dirigentes nuestros", expresó el concejal; al tiempo que se preguntó si esa actitud no sería funcional al doctor Brandán (actual intendente y precandidato a la reelección por Proyecto Caroya).

"Si bien hay cosas en las cuales son políticas combinadas de las dos ciudades para que los resultados sean mejores, pero uno pertenece a una ideología peronista y el otro a una ideología del PRO. Nosotros hemos llegado a pensar que está aliado", sentenció Aguirre; y recordó cuando Frizza se pronunció a favor de la modificación de la Carta Orgánica caroyense "porque Brandán merecía otra oportunidad". Por último, Aguirre agregó que Frizza también se inmiscuyó en "cuestiones legislativas correspondientes a Colonia Caroya".