El Marco
miércoles 30 de enero de 2019

La justicia espera una pericia clave en la causa por la muerte del caballo en el Festival

La Fundación Sin Estribos se conformó como querellante en el proceso.

La fiscal de instrucción de feria a cargo de la jurisdicción de Jesús María, Fabiana Pochettino, confirmó que en un corto plazo llegarían los resultados de la pericia química sobre el caballo que murió por un golpe en la cabeza durante una monta en el Festival de Doma y Folklore de Jesús María. El objetivo es determinar si el animal había sido estimulado previamente con alguna sustancia. 

En diálogo con El Marco, la fiscal que permanece a cargo de la jurisdicción Jesús María hasta pasado mañana, cuando el Dr. Guillermo Monti retome su tarea, expresó que el dato que arroje la pericia química es clave, ya que "puede abrir otra puerta a la investigación".

Desde el primer momento, la fiscalía actuó de oficio, atendiendo a lo delicado de la temática por la trascendencia pública del hecho. Allí se solicitó la necropcia del caballo. Por otro lado, la fundación Sin Estribos se constituyó como querellante en la causa.

La pericia que espera la fiscalía sería clave para determinar si hubo o no un ilícito. De esta manera, la investigación no entra en el debate sobre si la jineteada es un acto de maltrato o no, algo que a raíz de los distintos instrumentos legislativos que la promueven sería contradictorio. Un ejemplo es la Ley Provincial 8.952 que define a la jineteada como deporte. No es posible perseguir aquello que el ordenamiento jurídico promueve, dicen ante estos hechos algunos encumbrados penalistas. En este punto, la fiscal dijo que hay que desprenderse de las valoraciones personales sobre la práctica y trabajar conforme a derecho.

Todo parece indicar que, en caso de que la pericia resulte negativa, la causa no prosperaría, ya que el golpe que desecadenó la muerte de "Pampero", sería atribuido a una circunstancia extraordinaria de la propia jineteada.

Los hechos

El pasado 15 de enero, en una de las rondas de montas que se llevaban a cabo en el Festival de Doma y Folklore de Jesús María, el "Pampero" sufrió un grave traumatismo que lo dejó tendido en el suelo, sin reacción. A raíz de ese traumatismo y la nula respuesta del animal al tratamiento, la veterinaria del festival decidió al día siguiente practicarle la eutanacia.

El hecho desató nuevamente la polémica entre quienes defienden la jineteada y la consideran una tradición y además reconocen en esa práctica un deporte; y quienes consideran que se trata de maltrato animal. Incluso, una de las noches hubo protestas en el ingreso al predio del festival.