El Marco
sábado 23 de febrero de 2019

Agroecología: la ciudadanía se organiza y propone alimentos y producción sana

La organización comunitaria "Casa Común Salsipuedes" presentó un proyecto de ordenanza para fomentar la agroecología.

La agroecología viene desarrollándose de manera sostenida en la región y ese avance se ve reflejado en distintas iniciativas. La organización de productores que transitan hacia esa práctica y que suma inquietudes constantemente, el importante crecimiento de los canales de distribución y comercialización específicos y el acompañamiento de los distintos organismos del estado, son algunos de los ejemplos que muestran el florecimiento de esta práctica. A estos ítems debemos sumarle la conciencia ciudadana a la hora de consumir y de exigir alimentos y modos de producir más sanos. En esa línea se incluye la iniciativa de la organización comunitaria de Salsipuedes "Casa Común" que en diciembre pasado presentó ante el Concejo deliberante de esa ciudad de las sierras chicas, un proyecto para el fomento de la agroecología. En un breve cuestionario a este colectivo serrano, conocemos su trabajo, la intención de incidir en las políticas públicas y la manera que abordan las problemáticas ambientales y específicamente el desarrollo de la práctica agroecológica. 

El Marco -¿Qué es y cómo surgió Casa Cómun Salsipuedes?

Casa Común Salsipuedes -Es una organización de vecinos y vecinas de la localidad que nació a partir de la denuncia de un desmonte empresarial en zona roja donde nos autoconvocamos. Luego decidimos continuar con la misión de preservar el patrimonio natural y cultural de Salsipuedes, y elegimos nuestro nombre.

Nos propusimos un tipo de asamblea distinta, celebrando el encuentro, con pautas de convivencia y recreando nuestro modo de trabajo como organización viva. Es un espacio apartidario donde cuidamos también nuestra propia convivencia.

En dos años realizamos muchas actividades y en el 2018 nos centramos en cuatro ejes de trabajo relacionados fuertemente con incidir como ciudadanos en la política pública local, la modificación del Código de Ordenamiento Urbano de Salsipuedes, la creación de la primer Reserva en Salsipuedes, intervenir ante loteos y otros desmontes en zonas prioritarias y la agroecología.

E M-¿Qué trabajo han realizado y que proyectos tienen en materia de agroecología?

CCS -Es parte de nuestro trabajo relacionado con la creación de propuestas de Ordenamiento Territorial Participativo.

La iniciativa colectivamente se inició en el 2017 con el primer Mapeo participativo de Valores de Conservación de Salsipuedes, se visualizó la necesidad de proteger el territorio ante el avance agrícola concentrado al este de la localidad. También se consideró la necesidad de un abordaje de establecimientos agropecuarios para que no sean contaminantes y revalorizar las iniciativas agroecológicas existentes.

Este mapeo fue clave porque fue un insumo considerado por Planeamiento Urbano del Municipio para la presentación local al IPLAM (Instituto de Planificación Metropolitana) y que de ninguna manera se habilite un uso del suelo de agricultura contaminante (categoría que finalmente este organismo provincial eliminó).

Luego avanzamos en el 2018 con una propuesta de normativa dado que se identificó que no había ordenanza relacionada con la temática en la localidad y se conformó un equipo abierto de trabajo. Nos reunimos semanalmente para generar la propuesta, también compartir el encuentro como encuentro humano y de intercambio de saberes. Comenzamos con una exploración de otras ordenanzas sobre el tema, el marco normativo relacionado y consensuamos una versión preliminar. Esa versión se presentó en un taller abierto a la comunidad realizado el 13/09 en la sede de la Universidad Popular de Salsipuedes. También se abrió la posibilidad de opinión por correo electrónico.

También consideramos que era urgente avanzar dado el contexto nacional donde el mes de noviembre la propuesta de aprobación de un proyecto de modificación a la Ley de Semillas atenta a la soberanía alimentaria y el intento de derecho de propiedad intelectual sobre la vida.

En el mes de diciembre se hizo la presentación por escrito al HCD y la última actividad fue la presentación en el HCD 27/12/2018 para su consideración desde el mecanismo de participación de la banca ciudadana.

Imagen: En la 7ma Cruzada por las Sierras Chicas | La Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de las Sierras Chicas decidió este año impulsar  la agroecología en todo el corredor.

EM -¿Qué datos manejan sobre producción agropecuaria manejan en el Municipio?

CCS -La propuesta de ordenanza de agroecología justamente tiene como una línea de trabajo el Registro de Productores, es parte del trabajo que desde Casa Común se comenzó recientemente a realizar y nos interesa que sea parte de la política pública municipal. Sabemos que hay productores hortícolas de baja escala en el éjido del Municipio. Hacia el este se observan campos

agrícolas y Santo Domingo hacia el sur también hay producción agrícola y ganadera, pero desconocemos si se puede considerar agroecológica.

EM -¿Existen unidades productivas transitando hacia la agroecología? ¿Qué producen actualmente y donde comercializan esos alimentos?

CCS -Según la información que disponemos, las transiciones no se están dando y justamente lo proponemos en la propuesta de ordenanza, aquellas producciones que conocemos son de baja escala, principalmente para el autoconsumo. Conocemos que hay productores que han comenzado a comercializar en pequeña escala, y comercialización en la Feria Agroecológica de El Pueblito.

EM -¿Por qué creen que es necesario el desarrollo de herramientas para acompañar este modo de producción?

CCS -En principio porque el modo de producción convencional es ecológicamente insustentable y peligroso para la salud y genera dependencia alimentaria. Este sistema es híper-industrial con base en el uso extensivo de la tierra, el monocultivo y la aplicación de insumos fertilizantes y agroquímicos, o agrotóxicos para ser más precisos porque son venenos. El sistema convencional es nuevo en comparación con las tradicionales formas de obtener alimentos que se usaron hasta hace dos generaciones; es un sistema que surge hacia la década del 50 y va hegemonizando los modos de producir en forma asociada al desarrollo de los grandes mercados y la sociedad de consumo. Todo lo contrario de lo que supone la idea de soberanía alimentaria. Esta idea propone recuperar formas saludables de producir alimentos, que para ser así tienen que volver a escalas más locales, recuperar diversidad de cultivos y dejar de utilizar venenos.

Acompañar esta transición, que es como recuperar la memoria de hacer las cosas buenas, requiere todas las herramientas disponibles: técnicas, de divulgación, legislativas, comerciales, porque lo más importante es re-educar a la población, productores y consumidores acerca de la insostenibilidad del método productivo actual y de nuestro modo de adquirir, usar y consumir alimentos. Hemos perdido la noción de lo que es alimentarse, medimos la calidad por el aspecto o por la marca o por la presencia de bichos y nos hemos acostumbrado a consumir productos lindos, lustrosos, envenenados e innecesarios o de procedencia lejana como si fuesen necesarios. Conocemos poco las variedades que nos ofrece nuestra propia naturaleza y cocinamos poco y poco variado. Fomentamos así un tráfico de alimentos que genera todo tipo de contaminación, encarece los productos y los desnaturaliza. Un sistema que en lugar de nutrirnos nos enferma. Hemos delegado nuestra alimentación en la industria, pero a la industria no le preocupa la salud alimentaria de la gente, sino solo obtener mayores rentabilidades y esos dos modelos son incompatibles.

Todas las herramientas que estén a nuestro alcance y las nuevas que podamos crear son necesarias para ir cambiando este modelo de alimentación.

EM -¿De qué trata el proyecto de ordenanza de Fomento a la producción Agroecológica en Salsipuedes?

CCS -Se trata de Impulsar, Proteger y Sostener la Producción Agroecológica Rural y Urbana…

Tal como adelantáramos, al asumir nuestra misión de preservar el patrimonio natural y cultural de Salsipuedes y el compromiso de incidir como ciudadanos en la política pública local, el proyecto surge casi como una necesidad luego de ver los resultados del relevamiento territorial participativo que llevamos a cabo en los primeros meses del 2018 y que dio origen a los cuatro ejes de trabajo ya citados para el año.En primer lugar porque de ese trabajo participativo surgió la memoria de saberes de antiguos pobladores de la región que realizaban cultivos en buena medida y cría de ganado y aves de corral, muchos hijos y nietos de aquellos pobladores contaban añoranzas de sus ancestros y hermosos recuerdos de las granjas que se cultivaban.

Pero ya puestos a ver el presente, hay un interés cada vez mayor en volver a cultivar y criar los frutos para una alimentación saludable y más eficiente en el sentido de tener una producción primaria de alimentos saludables al alcance de los consumidores locales, evitando las grandes distancias que habitualmente recorren los alimentos que se adquieren en grandes centros comerciales y adoptando para esa producción prácticas amigables con el ambiente, lo que redunda en el resguardo de la diversidad biológica de flora y fauna y la salud de la población. Y entendemos cimenta las bases de la Soberanía Alimentaria de los Pueblos.

Por otro lado surge como una alternativa real y concreta de producir alimentos frescos para consumo propio de cada familia, en primer término y a comercializar dentro del circuito de ferias agroecológicas de la región los excedentes, ambas acciones se presentan como reales salidas a la economía de las familias y fuente generadora de puestos de trabajo genuino.

Ante tamaña evidencia de la realidad, nos resultó como lo más lógico que sea el estado a través de su legislación el que, no solo propiciara el desarrollo de estas prácticas, sino que además fuera el impulsor y pusiera resguardo legislativo a dichas actividades mediante la promulgación de una ordenanza al efecto.

Lo demás, que hoy forma parte de un grato recuerdo, fue el inmenso trabajo realizado por el equipo a cargo de esa tarea, revisando legislación internacional (ODS Objetivos Desarrollo Sostenible) ; nacional (Art. 41 de la Constitución Nacional – Derecho a la Salud – Ley 25127 prod. Ecológica Prog. Municipios y comunidades saludables, Ley 25675 Gral. De Ambiente, Ley 25724 Prog. De Nutrición y Alimentación Nacional, Ley 27118 de Agricultura Familiar ) , provincial (Constitución Provincial – 1987 ABR 29 Cap.III Ecología Medio Ambiente y Calidad de Vida; Art. 186 establece como funciones inherentes al ámbito municipal : Inciso 1, gobernar y administrar los intereses públicos locales dirigidos al bien común. E Inciso 7, atender en las siguientes materias: salud, protección del medioambiente, el paisaje, el equilibrio ecológico y polución ambiental) Otras experiencias como la ordenanza de Colonia Caroya sobre la temática, y de municipios como Rio Cuarto, Saladillo o Gualeguaychu.

El texto del proyecto está disposición para ampliar, pero es importante destacar que el mismo prevé la creación del Sistema Participativo de Garantía (SPG) que servirá para que todos los productores sean quienes certifiquen la calidad de la producción agroecológica de sus pares sin costo, salvando de esta forma la inaccesibilidad de proyectos como la certificación de producción orgánica.

En la presentación del proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante de Salsipuedes

EM -¿Qué respuesta han tenido en el Concejo Deliberante?

CCS -En la presentación del 27/12 recibimos comentarios positivos por parte de la mayoría de los concejales de los partidos que componen actualmente el HCD. Concretamente se comprometieron a tratar la propuesta para aprobarla en el reinicio de actividades del Concejo en el 2019.

EM -¿Qué vienen realizando en los otros ejes de trabajo de Casa Común Salsipuedes?

CCS -Buscamos incidir en la modificación del Código de Ordenamiento Urbano de Salsipuedes para garantizar mayor protección desde la normativa. Planteamos el enfoque «urbanización serrana». Compartimos los resultados del mapeo de valores naturales y culturales de Salsipuedes con el Municipio, y seguimos presentando propuestas. También apoyando experiencias concretas.

Se impulsa el desarrollo de propuesta y ciclo de talleres para normativas sobre Ecobarrios en loteos preexistentes serranos con apoyo del Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba, la Universidad Nacional de Córdoba, IBIS Interacción para la Arquitectura Sustentable, Municipio de Salsipuedes y Fundación Pro Eco San Miguel y otros. El impulso de una ordenanza de agroecología también se relaciona con este punto.

Buscamos la creación de la primer Reserva en Salsipuedes ya que en el Corredor Sierras Chicas es la única localidad sin reserva. El foco está en la cuenca alta, en La Estancita y otras zonas de alto interés de conservación. Estuvimos brindando nuestra opinión al Municipio y hasta ahora fueron tomados nuestros aportes. Estamos a la espera de la definición del éjido de Salsipuedes con la provincia.

Participamos en la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos Sierras Chicas, y desde esa red participamos en el Grupo Impulsor del Corredor Sierras Chicas junto a Parques Nacionales y la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático.

Realizamos intervenciones por loteos y otros desmontes en zonas prioritarias: Nos informamos. Creamos nuestra opinión como asamblea. Elevamos cartas y comunicaciones con el Municipio para que sea el actor que intervenga formalmente, en caso necesario se solicita la Intervención de Policía Ambiental. Este año hasta ahora se intervino con dos situaciones de conflicto en Villa Silvina y El Pueblito. Seguimiento del caso Dinosaurio en el predio del Orfeo Park y otros. Promovemos que la ciudadanía protagonice las denuncias por desmontes y no sustituirla.

Para Contactarte con Casa Común Salsipuedes: correo (casacomunsalsipuedes@gmail.com) y página de facebook (Casa Común Salsipuedes)