El Marco
sábado 23 de febrero de 2019

Checha Merchán: “Sabemos que el machismo no está fuera de nosotras ni de nuestras organizaciones”

La referente del Frente Patria Grande se presentó en la Casa de la Historia junto a Coti San Pedro para debatir la agenda del movimiento feminista de cara al #8M y las próximas elecciones.

¿Qué relación tiene el feminismo con las estructuras de poder? ¿Qué pasa si el feminismo se burocratiza? ¿Por qué hay un rebrote de expresiones biologicistas y anti-trava en las asambleas en la previa del #8m? ¿Cómo revisamos la herramienta del escrache? ¿Qué rol asume el feminismo popular en el contexto neoliberal actual? ¿Qué agendas políticas abre el feminismo de cara a un año electoral? 

Verde (Foto: Belu Liendo)

Esa y otras preguntas surgieron entre público y oradoras, en el encuentro propuesto por El marco y Vivas nos queremos. Checha Merchán y Coti San Pedro hablan como candidatas del feminismo popular, una mirada que tiene en cuenta la interseccionalidad del movimiento y cuestiona el modelo neoliberal, apoyado en la historia del saqueo patriarcal.

 

Alianzas

“Nos encontramos dentro del movimiento con dos grandes desafíos”, plantea Merchán, la cara visible en la provincia del Frente Patria Grande. “Por un lado, esa agenda se comparte con un feminismo liberal (o neoliberal), que no tenemos tanto en común pero sí compartimos algo”, dice, recordando cómo fue tomado el discurso de la diputada oficialista Lospennato en el debate por el aborto.  

“Nos exigen purismo a la hora de las alianzas por el aborto cuando en los partidos hay alianzas que no se cuestionan”, apuntó. Y agregó sobre el cupo: “No es que tiene que haber mujeres en las listas, es que tienen que ser mujeres y feministas”

“Nos exigen pureza de acá y pureza de allá. Nosotras consideramos que estamos haciendo política, y no debemos encapsularnos en lógicas sectarias, en donde estamos midiéndonos. Primero nos miden con el peronómetro, luego el izquierdómetro y ahora nos ponen el feministómetro. Tenemos que salirnos de esas medidas, porque eso lo vemos dentro de nuestro feminismo popular y no nos andamos midiendo como se han medido su miembro los varones durante tanto tiempo dentro de la vida política”, agregó.

 

La crisis

En la previa del Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Transexuales, se plantearon las aristas de un sistema que utiliza el trabajo no remunerado de cuidado de las mujeres para sostener toda la cadena productiva. Las economías feministas plantean que, si se sumara todo ese trabajo no pago, llegaría al 30% del PBI. En un contexto de crisis económica profunda, las mujeres no sólo realizan el 70% de las tareas de cuidado, sino que también sufren la precarización, subocupación o desocupación mucho más que los varones.

“El gran desafío nuestro, desde siempre y este año en particular, está asociada a la idea de que las feministas populares, no podemos escindir nuestra lucha por la legalización del aborto, por la Ley de Educación Sexual Integral o por los abusos, de la lucha contra las políticas económicas de un modelo neoliberal como el que estamos viviendo”, siguió la ex - diputada.

“Denunciamos el no reconocimiento de trabajo de las mujeres”, compartió Coti San Pedro. “Nos preguntábamos sin embargo por nuestras compañeras y vecinas trabajadoras de la economía popular, que si paran no comen. Nosotras somos docentes y trabajadoras formales, no podemos parar, o nos descuentan el día de un sueldo que viene mal. Está bueno pensar estrategias de luchas y resistencias que nos incluyan a todas”, apuntó.

Coti San Pedro, de Mala Junta y Checha Merchán (Belu Liendo)

Merchán también se refirió a la composición de las listas y a las dinámicas militantes: “Otra de las discusiones muy importantes para nosotras, es ver que el machismo no está fuera de nosotras ni de nuestras organizaciones, aún dentro de esas que vemos con las que queremos transformarlo todo”.

 

El movimiento TERF

Merchán desestima las revueltas de las feministas radicales que se hacen llamar TERF: una rama biologicista que pretende que el feminismo debe ser sólo de mujeres-hembras, excluyendo a las disidencias y a las travestis y trans

“Tenemos una discusión interna que tiene que ver con pequeños grupos dentro del mismo movimiento que instalan divisiones falsas, como esa que dice que dentro del movimiento sólo podemos estar las mujeres, algo que ya a esta altura no se puede creer. Eso hace que nos ponga a repensar si la lógica va a ser detenernos en ese tipo de debate o hablarle al resto del mundo, que es bastante más amplio que el mundo que discute esto por las redes. Son falsas divisiones que más bien hablan de pequeñas disputas que tienen que ver con una lógica casi estudiantil”, planteó.