El Marco
miércoles 27 de febrero de 2019

Se salvaron los algarrobos y avanza la obra de la ruta a Ascochinga

Movilizaciones vecinales lograron conservar estos monumentos naturales. Así se ve la obra en fotos.

 

Un grupo de vecinos y vecinas de Sierras Chicas y Colonia Caroya, se movilizó hace unos meses para pedir a Vialidad que no tocara los algarrobos centenarios sobre la ruta.

Los ciclistas persisten en el uso de la ruta (Elmarco)

La zona es parte de los conocidos “toboganes”: un paisaje icónico que ahora estalla entre máquinas y tierra lista para recibir al asfalto.

Vialidad dijo que conservará los toboganes, aunque puede verse cómo van alisando el terreno para modelar el asfalto. Los algarrobos siguen en pie .

Representantes de Vialidad habían declarado que era necesario bajar los toboganes para asegurar la velocidad en el recorrido de la ruta E-66 (Elmarco).

“Destruyeron el lugar, dicen que así es la modernidad. Pero si no cambiamos ese pensamiento, todo lo van a destruir”, expresó Leni, una vecina de Caroya que se movilizó por la obra.

“Los paisajes nos conforman como seres humanos, porque son valiosos para nuestra calidad de vida, que no es sólo circular eficientemente, sino que también y por sobre todo, experimentar el territorio desde valores más profundos y perdurables que el del mero llegar rápido y seguro”, había escrito el arquitecto Alejandro Romanutti en las redes sociales, criticando la destrucción de los toboganes bajo el mero argumento de la velocidad automovilística.