El Marco
viernes 29 de abril de 2016

1° de mayo en la lucha

Por Daniel Fenoglio*

El marco político actual, con el gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri (Cambiemos) como centro y con su correlato a nivel provincial (Unión por Córdoba), marca un escenario dominado por fieles representantes del neoliberalismo. Es este contexto el que impulsa a que las centrales sindicales, que desde hace tiempo tienen diferencias marcadas, se unan en una especie de autodefensa de lo que las políticas de estos gobiernos significan. Eso mismo se vio el viernes en la movilización de las dos CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) y de las dos CGT (Confederación General del Trabajo) como antesala del Día del Trabajador. Un hecho sin precedentes en las últimas décadas en nuestro país.   

Si bien ya existía una importante precarización laboral, y eso ATE siempre lo marcó, esto se profundiza y ahora se agrega un fuerte impacto del desempleo. Es por eso que este es un primero de mayo que nos encuentra bastante mal, en la lucha cotidiana, teniendo al desempleo como tema principal. Si bien empieza a notarse la pérdida de puestos de trabajo en los sectores privados, los que estamos dentro del Estado nacional, provincial o municipal venimos sintiendo fuerte estas políticas de ajuste desde el primer día del nuevo gobierno y somos los principales afectados por este escenario.

En el corto y mediano plazo no creemos que las políticas de la Nación vayan a cambiar para mejor, sino que por el contrario se van a profundizar. Frente a eso entendemos que existirá unidad en la acción de las centrales obreras para enfrentar al modelo neoliberal y en defensa de los trabajadores, sea por impulso de las cúpulas o por la misma presión de las bases. Es un momento complicado para los trabajadores en que necesariamente debemos tener unidad en la acción, en la protesta, en el reclamo.

*Vocal de la Comisión Directiva Provincial de la Asociación de Trabajadores del Estado.