El Marco
sábado 23 de marzo de 2019

El recorte llegó a la huerta familiar

Pese al aumento de la demanda, el programa Pro Huerta del INTA tendrá menos semillas para los espacios de autoproducción.

El Pro Huerta es un programa del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria que surgió a comienzos de la década de los 90 y que plantea políticas públicas para promover prácticas productivas agroecológicas para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la promoción de ferias y mercados alternativos con una mirada inclusiva de las familias productoras. Este año, el programa ha sufrido un importante recorte presupuestario, cuya consecuencia más visible es la importante disminución de los tradicionales kits de semillas que se reparten para las campañas de siembra a las familias productoras. Según adelantó el agente de extensión rural del INTA de Jesús María y referente local del programa , Ing. Adolfo Grion, las semillas disponibles disminuyeron a menos de la mitad con respecto a años anteriores.

Para Grion el panorama es "muy complicado", ya que en el centro de distribución del INTA Jesús Maria han recibido solamente el veinte por ciento de semillas fraccionadas respecto a otras campañas. Al mismo tiempo, llegó también una cantidad de semillas a granel que deben fraccionar allí. Sin embargo, incluso fraccionando esa partida, no llegarían a la disponibilidad de otros tiempos. "Como mucho, este año vamos a tener un cuarenta por ciento de semillas comparado con el año anterior", manifestó el referente del INTA local.

La región que abarca este centro de distribución es muy amplia y comprende el territorio incluido desde Las Peñas en el norte, General Paz en el sur, Cañada de Luque en el este y La Granja en el oeste. "Nosotros antes entregábamos 1500 kits y este año vamos a llegar apenas a 600", pronosticó el ingeniero.

Las semillas alcanzan para el cultivo de una huerta de 100 Mts2, espacio suficiente para el autoconsumo de una familia. Al mismo tiempo, Grión aseguró que los kits mantienen la calidad y diversidad de especies siempre.

Una de las estrategias que implementan ante la escacez de recursos es el fomento del autoabastecimiento para la siembra, "es inevitable que cada productor empiece a producir sus propias semillas", dijo el técnico.

Ajuste y crisis: mayor demanda y menos disponibilidad de semillas

Grion aseguró que este año no van a entregar kits en la oficina de Jesús María, ya que volcarán los poscos recursos que disponen a "zonas con  más necesidades para llegar a la gente que más lo necesita". "Es tan poca la semilla, que no nos queda otra", dijo. La distribución para la campaña otoño-invierno comenzaría en unos 15 días, y se realizaría en los dispensarios y centros de salud de los barrios populares.

"La gente tiene menos dinero y la verdura es cada vez más cara, por eso hay mayor demanda", expresó Grion, y equiparó la situación al panorama vivido durante la crisis del 2001 en nuestro país, "es exactamente lo mismo que ahora, una avalancha de gente pidiendo semillas".

Panorama nacional

Hace pocos días trascendió el despido de 30 trabajadores en Fecoagro (Federación de Cooperativas Agropecuarias) con sede en San Juan. Esta entidad es la encargada de proveer de semillas al INTA para el Pro Huerta. Según informaron medios sanjuaninos, habría otros 400 puestos de trabajo en peligro a raíz de la quita del 60% del financiamiento del Pro Huerta.