El Marco
martes 26 de marzo de 2019

Con trabajo de artistas locales, brilló el Teatro San Martín en su inauguración

La caroyense Valeria Lauret participó como restauradora en la obra, que por estos días recibe a miles de visitantes convocados por el Congreso Internacional de la Lengua.

Junto a un ejército de carpinteras, pintoras, arquitectas, inspectoras de obra e iluminadoras, Valeria Lauret pasó los últimos meses trabajando en el Teatro San Martín.

La restauración, renovación y puesta en valor de la construcción diseñada por Francesco Tamburini, ejecutada por Giuseppe Franceschi e inaugurada el 26 de abril de 1891, reabrió sus puertas luego de un año de trabajos. En el proceso participaron tres artistas locales: Valeria Lauret como restauradora, y Santiago Gramajo y Laura Peschiutta como becarios.

El miércoles pasado, Valeria pudo escuchar a la Orquesta Sinfónica de Córdoba en el teatro, rodeada de gente admirada por el trabajo final. “Fue muy emocionante y gratificante, lo más difícil creo que fue trabajar con tiempos acotados, en algo tan grande”, explica, y dice que el cansancio duró hasta apenas dos días antes de la inauguración, todavía retocando espejos y sacando todos los andamios y materiales de trabajo para el día D.

En acción, por varios meses, y trabajando con material especial para restauración (Elmarco)

“Nos hicieron guardar el secreto, no podíamos contar mucho ni filmar, hasta el día de la inauguración, para no quitar el efecto sorpresa”, explica.

Es que el objetivo era lucir el teatro para recibir el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE 2019), entre el 27 y el 30 de marzo. Esta importante obra abarcó una completa refacción edilicia, mejoras en el escenario, creación de nuevos espacios destinados a actividades de extensión cultural, la instalación de nueva luminaria y la renovación del equipo de sonido. Todos los trabajos de restauración que se realizaron en el teatro estuvieron a cargo de profesionales que llevaron adelante una minuciosa y delicada labor, con el objetivo de alcanzar el grado de autenticidad que hoy luce.

Debido a su nombre inicial -Teatro Rivera Indarte, el que conservó por varias décadas- los palcos y la coronación de la boca del escenario están bordadas las siglas “RI”, y fueron objeto de restauración en 1910, en 1925, en 1950 y en 1978. En 1991, en ocasión de festejarse el 100° aniversario inaugural, se realizó una importante obra de restauración de la sala y hall principal. En 1999 hubo una obra de conservación, pero ninguna de las acciones emprendidas en estos 127 años de existencia tuvieron la magnitud de las tareas en las que participaron los artistas locales.

“No nos dedicamos a pintar”, detalló a El marco la restauradora. "Lo que hacemos es colorear con pintura especial, que es una pintura que se puede sacar, para no dañar la obra original. No se puede apreciar como obra, sí de cerca, y en conjunto se ve muy diferente, de eso se trata la restauración”, comentó.

 

Para ir

Recomendamos ver la nutrida agenda del Congreso Internacional de la Lengua. Entre los próximos eventos en el Teatro, se incluye el “Homenaje a Yupanqui”, a cargo de la Banda Sinfónica de la Provincia junto a una gran masa coral e intérpretes del universo folklórico. Realizarán el concierto homenaje “Yo tengo tantos hermanos. Tributo a Atahualpa Yupanqui”, el sábado 30, a las 21.30, en el Teatro del Libertador San Martín, avenida Vélez Sarsfield 365.