El Marco
jueves 04 de abril de 2019

Nueva muestra artística en el Centro Cultural La Caroyense

La puesta contará con obras de Esteban Castagna, Jorge Eduardo Castro y Silvia Martín del Campo.

Este 5 de abril se inaugura una nueva muestra artística con obras de Esteban Castagna, Jorge Eduardo Castro y Silvia Martín del Campo. La dirección y puesta está a cargo de Carla Peresini, directora del Centro Cultural La Caroyense.

Esteban Castagna, oriundo de Jesús María fotógrafo experimentado en documentar lugares y paisajes. Estudió en la Escuela de Artes Aplicadas Lino E. Spilimbergo de la ciudad de Córdoba y trabajó para las revistas entre ellas In y Aerolíneas Argentinas. Ha editado libros fotográficos de autor, tales como Arquitectura Colonial en Córdoba. La Manzana Jesuítica y Las Estancias, Córdoba Colores para visitar, Estancia Siguima y Córdoba en imágenes. Respecto de la obra que presenta en esta oportunidad, Osvaldo Pol s.j. manifestaba: “Dar con ese momento preciso en que la luz y la sombra, la piedra y la trasparencia, la finitud y lo infinito, lo de más adentro y lo que huye hacia la última frontera, todo nos entregue a la experiencia de la nada que posibilita la omnipotencia y de la entrega que se convierte en la autonomía suprema… Eso es lo que Esteban Castagna a veces logra con sus mágicos laboreos de fotógrafo.”

Jorge Eduardo Castro, nacido en Córdoba, es Master en Arte Digital por el MICA Institute Collage of Art, Maryland USA. 2000. Ha trabajado en proyectos de audio y video experimentales y festivales internacionales, actualmente es Docente Titular de la Esc. Figueroa Alcorta, Director de La Cúpula Galería de Arte /Medialab y Curador del festival de Arte Sonoro Santo Noise.

Rodrigo Alonso nos manifiesta respecto de la obra de Castro “Sus trabajos funcionan como dispositivos de traducción tecnológica. Conectan naturaleza y espiritualidad, mito e historia, valores plásticos y realidad social, cotidianidad y memoria, con una ductilidad tal, que nos permiten navegar a través de nuestro mundo como si fuéramos los espectadores de una película integral. Desde el punto de vista estético, se basan en múltiples manipulaciones visuales y sonoras, en las falencias de las tecnologías perimidas, en el ruido electrónico y las posibilidades de lo digital. Algunos son el resultado de exploraciones en vivo; otros, surgen de operaciones sobre espacios físicos, de apropiaciones de objetos, de libros, filmes y pretéritas simbologías…”

Silvia Martín del Campo nació en la ciudad de Guadalajara, México, radicada en provincia de Córdoba. Licenciada en Marketing y Publicidad por la Universidad Panamericana. Guadalajara México. Ha realizado numerosos cursos y talleres, entre ellos: Procesos de creación artística y conceptualización de proyectos. Análisis de fotografía artística contemporánea. NODE center for curatorial studies of Berlín. Talleres de Alejandro Vaca Bononato, Roque Fraticelli, Fabiana Rossi, y Marcos Acosta, con este último actualmente realiza seguimiento y clínica de obra. Quien en esta ocasión realiza la curaduría de su obra.

La poeta Florencia Guiraldes manifiesta respecto de la obra Memoria del Bosque, “La obra nace. Las cosas empiezan o acaban en su borde. Desde ahí va y viene la mirada de Silvia Martin del Campo, y se juega el poder ir más allá o más acá de lo visible. Es desde el límite donde el hombre hace la pregunta más profunda sobre su ser. El espacio y el tiempo son los bordes de nuestra existencia. ¿Es el límite el lugar de lo humano o existe la posibilidad de un resquicio, una apertura? La realidad es un misterio. Hay velos entre ausencia y presencia. En sus obras, la artista, en una sed que conoce y desconoce, atraviesa los espacios en el pulso inquieto e

irrenunciable de querer saber de sí misma. Su hacer se calibra en el juego y el desafío de la transparencia. He aquí la fuerte identidad de su obra. Aparecen los planos porque esas trasparencias permiten ver hacia atrás o hacia adelante. Hay profundidad porque ha encontrado el difícil modo de quebrar el límite…”