El Marco
lunes 20 de mayo de 2019

"La llegada de la soja y el maíz me obligó a migrar con las colmenas hacia donde quedó monte"

Sergio Cragnolini habló con El Marco a propósito del Día Mundial de las Abejas.

Difícilmente haya alguien en nuestra región que sepa más de abejas que Sergio Cragnolini. Él es apicultor desde hace 49 años y conoce cada detalle referido a este insecto tan valioso para la naturaleza. Esa experiencia le permitió reconocer de qué manera el proceso vertiginoso de industrialización agropecuaria que implicó el desarrollo de grandes extensiones de monocultivo (especialmente de soja y maíz), asociado al uso de plaguicidas, afectó a estos pequeños polinizadores. Hace más de una década, Sergio se vio obligado a migrar con sus colmenas al norte de la provincia, a uno de los sectores donde "todavía queda monte", ya que en nuestra zona, la producción y la supervivencia de las mismas estaba gravemente afectada. Hoy, 20 de mayo, es el Día Mundial de las Abejas, instituido en 2018 por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) con la intención de atraer la atención sobre el papel esencial que desempeñan las abejas y otros polinizadores para mantener sanas a las personas y al planeta. Desde El Marco, salimos a buscar esa dulce memoria de las flores, presente aún en Colonia Caroya.

Sergio Cragnolini abre las puertas de su taller e instantáneamente muestra su pasión por la apicultura y desata su vocación de pedagogo. Explica sobre los procesos de elaboración de la miel con delicadeza. Hace casi medio siglo que se dedica a la producción de miel, experiencia que lo lleva a comprender que haya organismos internacionales buscando concientizar sobre la necesidad del cuidado de estos insectos. "Cuando liban el néctar, las abejas van trasladando el polen de una flor a otra, siempre buscando de la misma especie, hasta que cambian a otra floración", explica Sergio. Esta silenciosa tarea es un pilar fundamental en la producción de la diversidad de alimentos. Según explica la propia FAO, más del 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización para obtener rendimientos y calidad.

Cámara de extracción y fraxionamiento de miel de Sergio Cragnolini.

Sergio cuenta que hace unos doce años debió trasladar sus colmenas, ubicadas hasta entonces en nuestra zona, hacia un lugar más favorable. "Con la llegada de la soja y el maíz hubo un cambio total en el ambiente", cuenta Cragnolini; esa modificación llevó a que la producción de miel cayera marcadamente a menos de un cuarto de lo que habitualmente se cosechaba por temporada. El apicultor menciona entre los factores más relevantes que llevaron al declive de la producción, el monocultivo y las fumigaciones, dos variables que la propia FAO también menciona a la hora de reconocer las causas de la disminución de el número y la diversidad de polinizadores ocurrida en las últimas décadas. Para el organismo internacional, este descenso es esencialmente consecuencia de las actividades humanas e incluye al cambio climático como otro factor.

Las colmenas de Cragnolini se encuentran hoy en la región cercana a las Sierras de Ambargasta, en la costa de las salinas homónimas, que se sitúan en el límite entre Córdoba y Santiago del Estero. "Allí es todo monte", cuenta el apicultor. El nivel de producción anual es de 40 Kg. por colmena, mientras que en sus último años en nuestra región, no alcanzaba a producir 10 Kg. por unidad.

En la memoria de Sergio está presente que en los viejos tiempos, "casi todas las familias caroyenses tenían sus cuatro cajones para producir miel para consumo personal". Hoy, segun cuenta, "ya no van quedando apicultores en la zona, todos han migrado o abandonado el oficio".

 

Algunos datos para tener en cuenta*

-Más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización.

-Mejoran nuestras dietas al proporcionar alimentos ricos en micronutrientes.

-Una sola abeja melífera suele visitar unas 7 000 flores al día.

-Las plantas polinizadas adecuadamente producen frutas y hortalizas más grandes, uniformes y sabrosas.

-La polinización es uno de los procesos más importantes de la naturaleza que contribuyen a la biodiversidad.

 

Mirá estos audiovisuales sobre la importancia y el peligro que corren las abejas

Fuente: FAO