El Marco
sábado 25 de mayo de 2019

Súper Uno: nueva audiencia y muchos interrogantes

El Ministerio de Trabajo recibió a los trabajadores y a representantes de la firma y de la mutual que aspira a explotar el centro comercial.

Ayer por la mañana se llevó a cabo una nueva audiencia en la delegación Jesús María del Ministerio de Trabajo para abordar el conflicto a raíz de los despidos en Súper Uno. Allí concurrieron asesores e integrantes de la firma caroyense y de la mutual que aspira a explotar el centro comercial para encontrarse con los representantes sindicales que acompañan a los extrabajadores y las extrabajaodras de la empresa. A partir del encuentro, quedó claro que la Asociación Mutual Única de Trabajadores de Edificios Renta y Propiedad Horizontal de la República Argentina (AM.UTERyH.RA) está interesada en la explotación del centro comercial, de hecho ya habría un contrato firmado con Súper Uno. Sin embargo, lejos estuvo ese encuentro de despejar las dudas sobre la solvencia y la capacidad financiera de la mutual para afrontar tamaña inversión.

A la salida de la reunión, Natalia Bustos, una de las extrabajadoras que fue parte del intercambio, expresó que no hubo avances respecto de la pasada audiencia, ya que la mutual no llevó la documentación que se le había requerido. "Lamentablemente no se adjuntó nada al expediente", dijo Bustos; y agregó que del propio balance presentado se deduce que la mutual no tendría la solvencia necesaria para tamaño negocio. Según la exempleada, los representantes de AM.UTERyH.RA aseguraron que tendrían "apoyo económico y créditos de otras mutuales" para afrontar la inversión inicial. El sindicato de empleados de comercio pidió un plan de trabajo para los 41 extrabajadores y extrabajadoras que están interesados en volver a su fuente laboral.

Bustos también hizo foco en la relación previa, de confianza y cercanía, que trendría la persona que ocuparía el rol de encargada de la delegación local de AM.UTERyH.RA con la familia D`Olivo. A la salida de la audiencia, la mujer en cuestión reconoció ante la prensa ese vículo con los dueños de Súper Uno, aunque aclaró que no tiene relación con el actual proceso, ya que sería la conexión de su pareja con el encargado de los negocios de la mutual, el nexo para su selección para ese puesto. "Resulta difícil de creer que sea gente cercana a ellos quien se haga cargo del negocio en la zona", manifestó la exempleada.

Respecto a las negociaciones con la firma Cordiez que en su momento habían avanzado de manera considerable, Bustos dijo que esa línea se encuentra "cancelada por el momento".

El desembarco de una mutual 

La aparición de AM.UTERyH.RA en medio de la negociación y el proceso concursal de Súper Uno SA generó dudas, especialmente entre los extrabajadores, que veían con buenos ojos la cercanía de un acuerdo con Cordiez. La razones de una asociación de la economía social, sin fines de lucro, e integrada por personas que buscan brindarse ayuda recíproca para desembarcar en un lugar donde no posee ni un solo socio es una incógnita.

Ayer, el propio secretario de la asociación, José Felix Asteti, reconoció que la mutual no tiene ninguna experiencia en la explotación de este tipo de centros comerciales. Según Asteti "la mutual se presenta ante la jueza interviniente con la propuesta de hacerse cargo de los problemas económicos de la empresa". 

Es secretario de AM.UTERyH.RA aclaró que si la jueza los avala, "tomarán los 40 empleados despedidos, dentro del marco del convennio colectivo que corresponda". "Vamos a demostrar la capacidad financiera de la mutual para presentársela a la jueza", destacó, sin hacer referencia en cúales garantías concretas posee la entidad.

 

Un encuentro después de varios meses

Ayer también se vivió una situación inédita en los meses que lleva el conflicto, luego de los despidos en Súper Uno. Daniel D`Olivo, uno de los dueños de la firma, dialogó con algunas extarabajadoras y familiares de despedidos que esperaban fuera de la delegación del Ministerio de Trabajo.

Daniel D`Olivo equiparó su situación personal con la de los trabajadores y trabajadoras despedidas y mencionó los problemas económicos que atraviesa.

Por otro lado, D`Olivo reconoció su responsabilidad y del resto de quienes están al frente de la empresa en la situación que desembocó en el despido masivo; además aclaró que "nadie desconoce la deuda" con los trabajadores. También se diferenció de la actitud de su hermano, quien en nombre de Súper Uno intimó a través de sendas Cartas Documentos a una extrabajadora y a un vecino por sus publicaciones en Facebook.