El Marco
miércoles 26 de junio de 2019

Actividades por la Semana Provincial de la Prevención del Consumo de Drogas

Los municipios de la zona estarán trabajando con material de concientización sobre el tema.

 

Durante la semana del 24 de junio al 1º de julio la Municipalidad de Colonia Caroya realizará distribución de folletería informativa en espacios públicos municipales. Es por la adhesión a la Semana Provincial de la Prevención del Consumo de Drogas (jornadas establecidas por la Ley Provincial Nº 10.610 y en  la ordenanza municipal Nº 2275/2019).  

Además, existe un espacio de Conserjería, pensado para posibilitar la generación de acciones preventivas a través del trabajo comunitario en redes con familias, instituciones y personas afectadas directa o indirectamente por el consumo problemático de sustancias.

La atención al público se realiza los días martes de 9 a 12 en el CIF (Dispensario Lote XI).

 

En Jesús María

En la ciudad vecina, con motivo de conmemorarse el 26 de junio el “Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y Trafico Ilícito de Drogas”, a lo largo de toda esta semana están planificadas actividades de concientización y prevención a través del Centro Asistencial Jesús María, adherido al Plan Provincial de Prevención y Asistencia de las Adicciones.


Se prevén intervenciones en colegios secundarios de la zona y salas de espera de los Centros de Salud de la ciudad, "intentando generar un espacio de participación ciudadana en una temática tan latente y sensible como el consumo de sustancias", indicaron desde la Municipalidad.

.
El cronograma se desarrollará todos los días a las 11 horas y es el siguiente:
Lunes 24: Taller “Realidad Virtual: Simulando los Efectos del Alcohol”, I.P.E.M 294.
Martes 25: Centro de Salud B° La Florida.
Miércoles 26: Centro de Salud B° Latinoamérica.
Jueves 27: Centro de Salud B° Sierras y Parques.
Viernes 28: Centro de Salud B° La Costanera.

 

La familia como factor de protección

(Un mensaje del Espacio de Consejería de la Municipalidad de Colonia Caroya)

Cuando hablamos de factores protectores nos estamos refiriendo a aquellas condiciones que permiten el desarrollo saludable de las personas.

En este sentido, consideramos a la familia como el ámbito privilegiado para este desarrollo, aunque no siempre sucede de esta manera. Sabemos que no hay recetas y que hay tantas realidades como familias, por ello se hace difícil muchas veces el acompañamiento de nuestros hijos e hijas.

Un dato importante a tener en cuenta y que nos puede orientar en la crianza, es que las personas adultas somos las figuras de apego de niños y niñas. Esto significa que somos las personas con quienes establecen sus primeros vínculos importantes y que nos prefieren frente a la presencia de cualquier otra persona adulta. Somos su base segura y como tal hay dos funciones principales que las familias podemos cumplir: por un lado, permitir la exploración del mundo que les rodea y, por el otro, servir de consuelo y protección frente a los peligros del mundo.

Estas funciones van generando paulatinamente sentimientos de confianza y seguridad en niños y niñas que luego en la adolescencia se traducirán en una mayor asertividad para resolver con cierta autonomía los desafíos de la vida misma.