El Marco
viernes 02 de agosto de 2019

Primera reunión del Consejo Económico y Social en Jesús María

Participaron organizaciones civiles y políticas, junto al Municipio.

Con la intención de alentar alentar el trabajo en red y la búsqueda colectiva de soluciones a los problemas de la ciudad, Jesús María convocó a una multiplicidad de actores, con miradas diversas, para avanzar en la constitución del Consejo Económico y Social de la ciudad.

La primera reunión se desarrolló el pasado miércoles en el Museo de la Ciudad "Luis Biondi", con la participación de unas 60 personas en representación de diferentes actores sociales y políticos, y fue encabezada por la intendente Mariana Ispizua y el secretario de Gobierno, Diego Almada.

El primer encuentro dejó como saldo dos avances significativos: la intención de replicar la convocatoria de manera formal, mediante un proyecto en el Concejo Deliberante, con la idea de dar marco institucional permanente al Consejo; y también la predisposición, adelantada por el presidente de la UCR y concejal electo Simón Zoldano, para dar continuidad a este espacio deliberativo y propositivo luego del 10 de diciembre, cuando asuma como intendente Luis Picat.

"Los problemas de la gente no esperan los cambios de gestión o los tiempos institucionales. No podemos paralizarnos. En todo caso, discutamos cómo va a funcionar el Consejo, pero no dejemos de hacer. Esta iniciativa no pretende marcarle la cancha a nadie, ni condicionar, es sólo proponer trabajo en red y unir fuerzas", sintetizó la intendente.

"Vamos a tomar esta propuesta. La predisposición está", dijo Zoldano.

Respecto de los temas de interés para el Consejo, el secretario de Gobierno planteó, con estadísticas en la mano, varias problemáticas acuciantes, como por ejemplo la creciente demanda de servicio de salud y asistencia social, los altos niveles de deserción escolar entre adolescentes, en un dato que tiene como contracara los altos índices de iniciación en consumos problemáticos por parte de esa misma franja etarea.

Ispizua graficó con un ejemplos elocuente la importancia de unir bajo un mismo objetivo al Estado y las organizaciones sociales: mencionó cómo Jesús María bajó notablemente la tasa de embarazo adolescente, trabajando con el grupo Aces (Adolescentes contra el Sida) y los GAPS (Grupos de Adolescentes Promotores de la Salud).