El Marco
miércoles 04 de septiembre de 2019

Preocupa el avance de las canteras en Sierras Chicas

Advierten que la gran cantidad de explotaciones y proyectos amenazan el ambiente en el corredor.

La proliferación de proyectos extractivistas mineros en las Sierras Chicas avanza dejando sus huellas en los cerros. Al mismo tiempo, surgen las respuestas de las asambleas socioambientales que se organizan y movilizan contra esta explotación que consideran una entrega de los bienes comunes en perjuicio de los habitantes de la región. Entre los impactos, se encuentran las explosiones y contaminación, hasta la pérdida del bosque y la alteración irreversible del paisaje.

Diana Raab es bióloga e integrante de la Asamblea `Sierras Chicas Sin Canteras´ y contó a El Marco que cuando empezaron a investigar sobre el funcionamiento de estas explotaciones encontraron que "la mayoría de las canteras funciona de manera irregular, algunas sin licencia ambiental, como la que está en Candonga y otras con licencia, pero con cese preventivo"

Una de las respuestas de vecinos y vecinas ha sido la denuncia por vía administrativa ante la Secretaría de Ambiente al tomar conocimiento de explosiones o trabajos en espacios sin licencia. Por otro lado, ya realizaron una presentación judicial en la fiscalía de Jesús María, atentos a la inacción del órgano de fiscalización.

En el cordón serrano del Departamento Colón se da una especie de movimiento de pinza sobre el ambiente natural, por un lado, la proliferación de canteras altera de manera definitiva a los cerros para obtener material que pasa a formar parte de las obras de infraestructura y los elementos utilizados en la urbanización, a veces descontrolada y sin planificación, que se ha intensificado en los últimos años. "Vamos viendo como la macha blanca de pérdida de sierras se va agrandando" explica Raab en referencia al avance de las canteras.

Una "Sorpresa" en Los Molles

El pasado 29 de agosto estaba prevista la realización de la audiencia pública para analizar el Informe de Impacto Ambiental (IIA) referido a la instalación de la cantera "La Sorpresa" que se ubicaría en la zona de Los Molles, a la vera del Río Chavascate, uno de los afluentes del Río Carnero. Sin embargo, el acto administrativo fue dejado sin efecto según la Resolución N° 267, a causa de la masiva inscripcion de asistentes a la audiencia. Esa iniciativa se suma a un número importante de proyectos diseminados a lo largo de todo el corredor.

Respecto a este proyecto, desde Sierras Chicas Sin Canteras hacen foco en los efectos sobre la cuenca. El propio IIA menciona que el emprendimiento se ubicaría a 100 metros del río y que se deberán tomar precauciones "para no afectar la calidad del agua ni modificar la dinámica del sistema".

Por otro lado, el IIA no tomó en cuenta la existencia de la Reserva Natural, Hídrica, Patrimonial y Cultural San Carlos de Colonia Caroya, recientemente integrada al corredor de Sierras Chicas. Este espacio protegido se encunetra apenas algunos kilómetros río abajo, y es una de las fuentes de agua más importantes de Colonia Caroya.

El proyecto estima una producción promedio de unas 800 toneladas mensuales de áridos (arena, grava, gravilla y canto rodado), y un período de explotación de unos 10 años.

También en Villa Allende

El próximo 11 de septiembre el Informe de Impacto Ambiental de la cantera Puesto de Funes será sometido a audiencia pública en Villa Allende. Desde el Foro Ambiental Córdoba pidieron el rechazo del mismo porque "el sitio del proyecto está categorizado como Área Natural Protegida en la ley 9841 IPLAM 1° etapa". Además consideran que "está un 99% en Categoría Rojo en el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos dispuesto por la ley 9814". Por último, advierten que el proyecto se encuentra emplazado dentro de la Reserva Hídrica Villa Allende creada por ordenanza 05/2002.