El Marco
martes 10 de septiembre de 2019

Luis Picat abre el paraguas y confirma contacto con sectores `albertistas´

El intendente electo de Jesús María dijo estar sorprendido por el resultado de las PASO y que "habla con dirigentes del `albertismo´".

El intendente electo de Jesús María, Luis Picat, confirmó esta mañana que mantiene diálogo con dirigentes que responden al espacio de Alberto Fernández a nivel nacional. El empresario que luego de ganar la intendencia eligió el perfil bajo y la prudencia a la hora de las definiciones políticas, incluso respecto de aquellas cuestiones que repercutieron de manera importante en la localidad del norte cordobés, dijo estar sorprendido con el resultado de las PASO y al mismo tiempo reconoció vínculos con el espacio que, a priori, se ubica en las antípodas de su pensamiento. 

En la mañana del martes, en una entrevista con Mas Radio el futuro mandatario de Jesús María analizó los números que dejaron las PASO a nivel nacional: "el resultado nos ha sorprendido", expresó; "Al tener solamente Córdoba el mapa amarillo y el resto celeste, evidentemente Córdoba ha quedado diferenciada de otras realidades", agregó.

"Me toca la responsabilidad de dirigir la ciudad y uno tiene que tener apertura y ser realista sobre lo que sucede", dijo Picat respecto de su contacto con dirigentes del espacio que comanda Alberto Fernández, fuerza que quedó muy bien posicionada luego de las PASO. El dirigente de origen radical sostuvo que los intereses de la ciudad están por encima de los intereses políticos.

¿Carlos Presas el albertista con el que habla Picat? Una de las imágenes que difundió el candidato a presidente junto a dirigentes del PJ de Córdoba. Presas, (primero de la izquierda) uno de los referentes del PJ en el departamento Colón fue aliado en el armado de que llevó a Picat a la intendencia de Jesús María.

Sobre el futuro del país, Picat dijo que "no hay que tenerle miedo a lo que venga". Para el futuro intendente, la presencia de los que denominó "gobernadores peronistas moderados" entre los que incluyó a Perotti y a Schiaretti, funcionará como una especie de dique institucional al gobierno federal. "Van a tratar de seguir respetando las bases de lo institucional", dijo sobre los gobernadores peronistas.

Sobre la cuestión económica, el empresario adelantó que el país deberá atravesar un "tremendo problema económico el año que viene" y opinó que "la refinanciación de deuda es obligatoria para cualquiera que venga".

"Yo he hablado con gente del albertismo", indicó Picat y abrevó en la idea de "bregar para que Córdoba no quede relegada como pasó en su momento cuando De La Sota era gobernador y el kirchnerismo gobernaba la nación".