El Marco
jueves 12 de septiembre de 2019

En un crudo relato, Gimena Patat denunció el acoso que sufrió en la Cooperativa

La trabajadora publicó un fuerte descargo en las redes sociales que, sin nombrarlo, apunta hacia el ex presidente José Chalub.

Gimena Patat es abogada y trabaja en relación de dependencia en la Cooperativa de Servicios Públicos de Colonia Caroya y Jesús María. Hace algunos días se conoció que demandó a la institución a raíz del proceso de menoscabo en sus funciones laborales que venía sufriendo desde hace cerca de un año, solicitando volver a sus tareas habituales. Hoy, Gimena decidió contar algunas de las situaciones que le toco vivir en el tiempo de la presidencia de Chalub. La abogada denunció "las agresiones verbales, las intromisiones en tu vida privada y sexual, las descalificaciones, la quita de tareas, las persecuciones" que sufrió durante ese período.

"Hace varios meses, casi un año… que tengo que convivir con una sensación de desasosiego, de profunda tristeza, de desilusión… un día sentís que tenés todo lo que siempre soñaste… y de repente entra en tu vida una persona que cambia todo… que destruye tus ilusiones, tus alegrías, tus ganas de vivir", escribió Patat en su descargo público. 

El texto apunta al recientemente renunciado presidente , José Chalub. A él, la abogada le atribuye frases como “…quiero que salgas de ese lugar rodeada de zánganos y te pongas en este escritorio donde yo pueda verte desde mi oficina…”, “…no haces nada bien…”, “…tus ascensos son porque te acostaste con tal o cual persona…”, “… no podes asistir más a las reuniones de jefes…”, “…inútil, incompetente, me haces quedar como un estúpido…”, “…tengo fotos tuyas pornográficas…”, "...sos la putita de...".

El descargo completo de Gimena Patat

Mi nombre es Gimena Patat, es muy difícil para mí hacer esto… sinceramente nunca imaginé que iba a tener que escribir sobre mi vida… y mucho menos tener que describir una experiencia realmente espantosa que no se la deseo a nadie… pero que sé que muchas personas (mujeres y hombres) tienen que tolerar día tras día… algunos lo toleran porque es su única fuente de trabajo y no pueden irse, otros deciden retirarse y buscar otro lugar para trabajar, otros sufren en silencio, otros esperan hasta que los hostigadores se vayan, cambien, o se cansen, otros…. toman la decisión de decir BASTA y enfrentar a estos seres que solo desparraman oscuridad…
Hace varios meses, casi un año… que tengo que convivir con una sensación de desasosiego, de profunda tristeza, de desilusión… un día sentís que tenés todo lo que siempre soñaste… y de repente entra en tu vida una persona que cambia todo… que destruye tus ilusiones, tus alegrías, tus ganas de vivir… Para muchos puede sonar exagerado… sólo puedo decirles que quien lo vive sabe de lo que hablo.
Un día sos felíz en tu lugar de trabajo con la tarea que desempeñas, y de repente y casi sin darte cuenta, empiezan a menoscabar tu integridad psico-emocional, empiezan las agresiones verbales, las intromisiones en tu vida privada y sexual, las descalificaciones, la quita de tareas, las persecusiones, las expresiones “…quiero que salgas de ese lugar rodeada de zánganos y te pongas en este escritorio donde yo pueda verte desde mi oficina…”, “…no haces nada bien…”, “…tus ascensos son porque te acostaste con tal o cual persona…”, “… no podes asistir más a las reuniones de jefes…”, “…inútil, incompetente, me haces quedar como un estúpido…”, “…tengo fotos tuyas pornográficas…”, "...sos la putita de...", y para qué mencionar más….
Y de repente…te encontras llorando en tu casa…frente a tu hija de 3 años…absolutamente vulnerable, absolutamente golpeada en tus emociones, en un pozo del cual no podes salir. Empecé a sentir pánico cada vez que sonaba mi despertador para ir a trabajar, cada vez que llegaba a mi trabajo y cada vez que tan sólo escuchaba el nombre de esta persona que tanto daño me causó.
Yo lo viví y me animé a hablar, a decir BASTA, a decir hasta acá llegaste. No se queden callados, no toleren estas situaciones, no permitan que personas así de oscuras opaquen sus vidas, no permitan que sus hijos se críen con el maldito lema de “AGUANTÁ….YA VA A PASAR”…. No señores… no pasa… es una herida que deja una cicatriz para toda la vida, secuelas que son muy difíciles de borrar…y mientras sigamos quedándonos callados ante estas personas, ellas se hacen más y más fuertes y se creen con más derechos a todo esto.
Gente… el acoso sexual no solo se trata de que nos toquen una parte de nuestro cuerpo, la violencia no solo se trata de un golpe físico… estás cosas pasan todos los días y todos los días hay miles de personas que se callan por miedo… no se callen más… existen personas que están para contenernos, apoyarnos y ayudarnos en esto… solo tenemos que salir a buscarlas. No permitan que estas personas se crean con el derecho de arrebatar sus vidas, de quitarles la sonrisa… no lo valen…digan BASTA!.-