El Marco
sábado 14 de septiembre de 2019

Busso pidió "respetar la voluntad popular" en una Rural atravesada por la política nacional

El Ministro de Agricultura provincial brindó unas palabras en la 72º Exposición Rural de Jesús María.

La inauguración de la Exposición Rural de Jesús María estuvo cargada de condimentos políticos. Por momentos, la tribuna por la que pasaron con sus discursos dirigentes rurales y funcionarios provinciales y nacionales adoptó un tono beligerante, que, más que en apoyo al oficialismo nacional, se tradujo en una advertencia para la oposición. En ese contexto, el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba pidió por el respeto hacia la voluntad popular que en octubre se expresará en las urnas para elegir presidente en el país.

El `cuco´del pasado en el discurso de los ruralistas

Después de la exposición de Luis Magliano, por el atril pasó Gabriel De Rademaker, presidente de CARTEZ, quien además de pedir disminución de la presión tributaria y un "sinceramiento" del mapa de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo de Córdoba, expresó su "preocupación fente a algunas manifestaciones de parte de voceros de algún espacio político que está compitiendo para las elecciones de octubre". El dirigente se mostró en contra de la posibilidad de discutir sobre una posible reinstauración de la Junta Nacional de Granos y Carnes y de un debate en torno a la reforma agraria. "La propiedad privada está consagrada en la Constitución Nacional", lanzó.

Por último, cerró su discurso con una arenga: "estamos absolutamente en contra de volver a un escenario conocidamente fracasado del pasado. Vemos a la Argentina con optimismo, abierta, integrada al mundo". "No queremos volver al pasado, y mucho menos a un pasado que condene a la Argentina a ser una republiqueta fracasada y guiada por un manual de odio típicamente setentista".

Luego llegó el turno de Atilio Carignano, vicepresidente de CRA y ex titular de SRJM que en parte de su discurso expresó: "no hay espacio para volver atrás, ni lugar para tibios. La realidad nos enfrenta nuevamnente a ratificar la institucionalidad, los valores, la independencia de poderes y a sostener esta bendita república que nos duele". En otro tramo, dijo que seguirán produciendo; "pero sin trabas de ningún tipo", enfatizó.

Sergio Busso, un equilibrista

El turno de Sergio Busso llegó luego de las palabras de los dirigentes ruralistas. El ministro provincial hizo un repaso por las políticas del gobierno enfocadas en el sector agropecuario y destacó la "histórica cosecha" de este año, el Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias que forma parte de los pedidos de la Mesa de Enlace Nacional, y "la importancia que tiene Jesús María y el norte de Córdoba en la producción de Córdoba y del país". 

Llamativamente, Busso fue el primer orador en hacer referencia a la crisis económica que vive el país, "necesitamos avanzar fundamentalmente en que las variables de la economía sean previsibles y estables en el tiempo, tengamos mayor certeza, que avancemos hacia un modelo mucho más sustentable en el tiempo". Según el funcionario, la situación actual genera dificultades para avanzar en infraestructura, "falta financiamiento y faltan decisiones mucho más claras", dijo.

"Uno tiene que ser optimista en lo que viene", dijo Busso y se refirió a los discursos de quienes lo precedieron en la palabra para mostrar su coincidencia respecto a "no volver atrás"; pero a la aclaró que "hay que ser respetuosos de la voluntad popular, la gente cada cuatro años elige y hay que ser respetuosos de ese resultado", enfatizó el ministro, contrastando con la beligerancia de los anteriorres mensajes.