El Marco
jueves 12 de diciembre de 2019

Brandán asegura que "no hay contradicción" al impulsar un vertedero regional en otra jurisdicción

La Carta Orgánica caroyense prohíbe expresamente la instalación de vertederos regionales en el ejido municipal.

El intendente de Colonia Caroya, Gustavo Brandán, se refirió al proyecto de vertedero regional que se instalaría en Tinoco y que impulsa el municipio caroyense conjuntamente con otras administraciones de la zona. Desde el año 2008 Colonia Caroya prohíbe la instalación de este tipo de predios en su ejido municipal. Esa disposición cristalizada en la propia Carta Orgánica se dio luego de que una movilización de vecinos y vecinas frenara un proyecto de esa naturaleza que pretendía instalarse en Caroya. Para Brandán, esta restricción normativa solo aplica al territorio caroyense y no impide que el municipio participe en el desarrollo y gestión de un vertedero regional en otra jurisdicción.

"Nosotros no podemos en nuestro ejido, pero en otro sí", argumentó el mandatario y aseguró que no hay contradicción, ateniéndose a lo estrictamente normativo en base al ámbito espacial de validez de esa legislación; sin tener en cuenta las razones o fundamentos que sustentan esa restricción y que llevaron a incluirla en el instrumento legislativo más importante de la ciudad. Según informó Brandán, el proyecto involucra, además de Colonia Caroya, a los municipios de Jesús María, Sinsacate, Estación General Paz y a la comuna de Tinoco. La Provincia en tanto, daría su aval y aportaría los fondos para la adquisición del terreno.

Qué dice la Carta Orgánica de Colonia Caroya

El artículo 73 de la Carta Orgánica se titula "Zona protegida" y tiene dos incisos, en el primero se declara al territorio de la ciudad, "libre de actividad nuclear". En tanto que el inciso 2º reza: "Territorio libre y protegido de vertederos regionales de basuras o residuos, no pudiendo radicarse en el ejido municipal centrales o reservorios regionales de residuos sólidos urbanos, patógenos industriales que afecten la salud de la población, que puedan comprometer el desarrollo de la vida de generaciones futuras, el ecosistema, ni la probable contaminación de las napas freáticas."

El problema de la basura

La problemática de los residuos se ha convertido en un tema insoluble para las ciudades de nuestra zona y para los asentamientos urbanos en general. Específicamente en Colonia Caroya, hace algunas jornadas, concejales visitaron el predio de disposición de residuos municipal. La visita se dio luego de un pedido de informes del bloque opositor. Concluido el recorrido, ediles de distintos espacios coincidieron en la necesidad de cambios más profundos en la gestión de residuos y en el involucramiento de la comunidad en la solución de este problema.

Según estimó el subsecretario de Ambiente de Colonia Caroya, Eduardo Angulo, hoy en la ciudad el 50% de los residuos no se recicla, lo que representa unas 10 toneladas diarias. Si no se modifica esta cifra, la ciudad debería trasladar dos camiones por día al nuevo predio. Tanto funcionarios como concejales aseguran que el sistema debe mejorar para que un vertedero regional sea viable.

Por otro lado, el propio Angulo reconoció que existen diversas disposiciones ambientales para la radicación de un vertedero regional. Una de las condiciones necesarias es que un predio de esas características debe ir acompañado indefectiblemente de una planta de tratamiento de efluentes, obra que implica un desembolso importante de recursos.