El Marco
jueves 13 de febrero de 2020

Seguirá en su cargo el funcionario de Jesús María denunciado por violencia familiar

Picat no solicitó su renuncia y le dio licencia hasta marzo

En una conferencia brindada en la mañana del miércoles, el mandatario local junto a la encargada del área de Género, Anahí Rodríguez, dieron a conocer lo resuelto por el Gobierno municipal luego de que la denuncia cobrara estado público.

Luis Picat relató que el agente en cuestión ofreció tomar licencia, la cual fue rechazada en primera instancia por el propio intendente argumentando que “necesitaba información interna de cómo proceder en cada uno de los casos que para nosotros son totalmente nuevos”. Finalmente, tras analizar la situación, se resolvió aceptar la solicitud del denunciado, por lo que se mantendrá de licencia sin goce de sueldo hasta principios del mes próximo. Por el lado de la denunciante, tal como establece el Protocolo de Actuación Municipal ante situaciones de Violencia de Género, recibirá asesoramiento de parte del equipo técnico del municipio abocado a dicha tarea. 

“No se trata de una decisión política”

A su turno, Anahí Rodríguez respaldó la determinación del Gobierno de mantener al funcionario en su cargo asegurando que “no se trata de una decisión política”. Según la responsable de Género de Jesús María, “no hay ninguna ordenanza que especifique” cómo proceder a la hora de tomar una “decisión concreta” ateniente a la situación de la persona que cometió el acto de violencia. El argumento de Rodríguez resulta llamativo, dado que pasa por alto que lo especificado en el Protocolo aplica sólo al personal del municipio, mientras que los funcionarios de planta política son asesores designados de manera directa por el intendente durante el tiempo que éste considere pertinente. Por lo tanto, sostener al agente en sus funciones no podría responder a garantías legales asociadas a un vínculo contractual debido a que ningún funcionario trabaja en relación de dependencia con la institución.

A raíz de esto, vale aclarar que la Municipalidad no requiere justificativo alguno para desvincular a uno de sus funcionarios (haya o no una denuncia de violencia en su contra), a diferencia de lo que sucede con quienes forman parte del personal municipal. De esta manera, se vuelve contradictorio que el Gobierno de Picat asegure dar tratamiento prioritario a la temática de género al mismo tiempo que acepta otorgar licencia por un mes a un agente denunciado por violencia familiar.   

 

Vivas nos queremos criticó la decisión del Gobierno local