El Marco
jueves 27 de febrero de 2020

Brandán denunció actos "patoteriles" de parte de los trabajadores municipales y el conflicto se dilata

Desde el Sindicato negaron haber realizado actos violentos en la protesta.

El conflicto entre los empleados municipales y el ejecutivo en Colonia Caroya suma un nuevo capítulo. Esta mañana, en una nueva jornada de protesta de los trabajadores, una serie de hechos determinó el alejamiento de las partes y el cese del diálogo. Por su parte, los representantes del Sindicato no asistieron a la reunión a la que fueran invitados para negociar en el Ministerio de Trabajo de la Provincia; en tanto que el ejecutivo supendió la audiencia que tenía programada para el mediodía con los trabajadores.

Las versiones sobre lo ocurrido durante la mañana están encontradas, y las interpretaciones sobre los acontecimientos distan mucho según qué parte involucrada en el conflicto brinde su testimonio.

El intendente calificó de "violenta e incomprensible" a la actitud de los sindicalistas y agregó: "lo peor es que hoy hubo una instancia de diálogo que se abrió en el Ministerio de Trabajo de la Provincia y no se presentaron a dialogar". Brandán dijo que los manifestantes "patearon la puerta de la intendencia de forma patoteril". El intendente también acusó a los manifestantes de ejercer "violencia de género" contra una trabajadora. "Han agredido a una empleada municipal, que por no someterse a la medida de fuerza, fue agredida con insultos y debió ser hospitalizada con un pico de tensión", sostuvo.

Por su parte, Luis Vandersande, secretario general del SITRAM, se mostró sorprendido por las denuncias del intendente. Negó que los trabajadores hayan pateado la puerta de su despacho y también puso en duda la agresión a una compañera de trabajo. "Se cortó una calle, pero agresión no he visto nunca", explicó; y agregó: "en una asamblea se va aplaudiendo, así entramos a la Municipalidad, algunos muchachos gritaban `que nos atiendan´", describió.

"Estabamos esperando una audiencia con el intendente que habíamos fijado para el mediodía", expresó Vandersande y se excusó de la participación en la audiencia en el Ministerio a raíz de la sujerencia de dirigentes de la Federación de Empleados Municipales que, al ver tan cercanas las posiciones de las partes, aconsejaron que el conflicto se resuelva sin la intervención del ente provincial. "Yo creo que el sindicato y los muchachos se han arrimado lo más posible a lo que el ejecutivo nunca quiso modificar", dijo el dirigente en referencia a las propuestas de incremento salariales que estuvieron en danza. 

Los trabajadores en asamblea habían decidido ayer acercarse aún más a la propuesta del ejecutivo y aceptar el 30% de aumento, pero con la condición de retomar las negociaciones en junio próximo. Sin embargo, esta contrapropuesta no pudo ser presentada y la próxima instancia que se avisora para la resolución del diferendo es una nueva audiencia para el próximo lunes en el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

Un fragmento de la Conferencia de prensa del Intendente Gustavo Brandán

"¡Atendenos, atendenos!", el cántico de los empleados municipales dirigido al intendente en el interior del edificio municipal