El Marco
viernes 28 de febrero de 2020

En el tercer día de paro, los municipales de Caroya denunciaron discriminación

El próximo lunes por la mañana habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

Poco a poco el conflicto entre el gremio de trabajadores municipales de Colonia Caroya y el ejecutivo de la ciudad va tomando tintes de culebrón. Denuncias cruzadas, versiones encontradas sobre hechos que transitan en la delgada línea entre la protesta y la violencia, cierre del diálogo, negociación bajo la tutela de un mediador y tantos otros condimentos integran el inventario de un diferendo que seguramente dejará huellas hacia el futuro. Lo cierto es que hoy se lleva adelante la tercera jornada de huelga de parte de los empleados y que la próxima instancia de negociación será recién el próximo lunes en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, incluso luego de que el gremio reconociera el acatamiento de la propuesta del ejecutivo con la condición de adelantar a junio próximo una nueva negociación.

Hoy, los municipales denunciaron un hecho de discriminación contra dos compañeras a las que no se les permitió el ingreso al corralón en momentos en que se realizaba la asamblea. "Nos encontramos con una situación de discriminación de las mujeres de la municipalidad, ellas son de las oficinas y no las dejan entrar al corralón, yo lo veo como un hecho de discriminación, también son empleadas municipales", dijo esta mañana Luis Vandersande, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (SITRAM).

Los trabajadores volvieron a manifestarse frente a edificio municipal y realizaron un corte de media calzada sobre la Avenida San Martín, algo que venían realizando en las jornadas previas.

En esta jornada, los empleados recibieron el respaldo de integrantes de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia (FESTRAM); y la solidaridad de la legisladora del Frente de Izquierda y los Trabajadores Noelia Agüero, que en un audio que compartió con el gremio, envió "fuerza" al reclamo. "Ustedes están exigiendo hoy, no solo salarios, sino la dignidad de poder cubrir con sus sueldos las necesidades de sus hijos e hijas", expresó la legisladora.