El Marco
miércoles 18 de mayo de 2016

El mundo tiende a desarmar diques, no a construir nuevos

Por Comunidad del Ambiente La Granja

Como hemos informado anteriormente, la provincia tiene proyectada la construcción de cuatro diques en la cuenca del río Jesús María con el argumento de evitar daños mayores en caso de intensas lluvias. Consultamos a hidrólogos, biólogos, agrónomos, que consideran que la intervención en las cuencas altas o medio altas mediante diques podría resultar perjudicial en situaciones de sequía/inundación. Imaginamos que ante miradas antagónicas sobre el tema, la provincia realizaría estudios exhaustivos antes de intervenir la cuenca.

Recordamos que tanto el Rio Carapé como el San Miguel se encuentran dentro de la Reserva Natural den la Defensa Ascochinga. Destacamos que los técnicos encargados se comunicaron con un miembro de la Mesa de Agua de La Granja y solicitaron una reunión. La misma se produjo minutos después, con cuatro vecinos y dos autoridades municipales. La gente de la Mesa de Agua nos informa que de buena fe, entendieron que ésta sería la primera de varias reuniones donde la comunidad podría dialogar con los técnicos. Esto no sucedió. La segunda reunión fue convocada con anticipación pero se realizó en la Sociedad Rural de Jesús María. Creemos que no se está cumpliendo con el derecho a la información que tienen los vecinos, especialmente de Ascochinga que en breve tendrán dos represas sobre sus cabezas y un daño ambiental irreparable.

La primera información brindada a la población mencionaba que se trataba de un dique seco y a los 18 días se informó que era un dique con dos válvulas. Ya se abrió la licitación. El Estudio de Impacto Ambiental se realizó en menos de un mes y los pobladores no están debidamente informados. Pronto se hará la Audiencia Publica y tememos que la poca información (recordemos los cambios seco/valvulas, daño de la acequia de la FFAA, del camino, etc) haga aprobar una audiencia que sólo de nombre será «pública». ¡Vecinos, debemos informarnos por nuestra cuenta! En el mundo hay una tendencia a desarmar diques, no a construir nuevos.