El Marco
jueves 04 de agosto de 2016

Audiencia y ausencias

Por Comunidad Ambiente de La Granja

Comunidad del Ambiente: A las once menos cinco, terminó anoche la Audiencia Publica de la obra del dique sobre el Río Carapé. Los argumentos en contra de esta obra fueron clara y contundentemente expuestos desde distintos ángulos argumentativos y por un abanico de oradores que dejó en claro el trabajo de un pueblo unido. Tal como fue resaltado por el Dr. Rodolfo Paredes, del Dispensario Municipal, lo positivo de este proyecto gubernamental fue haber permitido la participación de un pueblo entero oponiéndose al mismo. La urgencia de las autoridades por terminar con la Audiencia ayer fue evidente. Recordemos que el amparo presentado por damnificados en Jesús María es lo que llevó a la provincia a acelerar los tiempos y así se hizo un Estudio de Impacto Ambiental en tiempo récord. Lo que ayer se continuaba evaluando era ese estudio. Tal como sucedió en la primera parte de la Audiencia, los oradores del alto explicaron las razones por las cuales lo rechazan. Y otra vez los oradores del bajo hablaron sin analizarlo. Fue conmovedora la imagen de un pueblo unido, defendiendo su territorio y su calidad de vida, siendo solidario, pidiendo obras pero no en la Reserva. Quedó en claro el nivel de preparación de nuestros vecinos comprometidos con exposiciones brillantes. El Intendente Carlos Ambrosich llamó a sus pares a planificar para el futuro y recalcó no hacer obras que dañen la Reserva. El Director de Ambiente municipal habló de la forma de gobierno participativa y la identidad de pueblo ambiental de la localidad, a la vez que remarcó falencias del estudio. La trabajadora social del municipio informó la situación de las familias que viven en la costa del río en Ascochinga y que no están mencionadas en el estudio. El Concejo Deliberante unido, demostró que en La Granja tenemos una sola voz y es que no queremos diques. Apoyaron esta postura y fueron oradores el biólogo M. Díaz de la FFAA, vecinos de Agua de Oro, una representante de la Coordinadora Ambiental y Derechos Humanos de Sierras Chicas, Norma Morandini (se leyó su carta). Estuvieron también representados nuestros chicos. Los más pequeños, en la voz de Gabriela Sánchez Zelada, maestra jardinera. Los adolescentes con un video muy conmovedor de elaboración propia y la presentación de Liliana Moll, docente en Ascochinga. Las exposiciones terminaron con dos representantes de Obispo Trejo que felicitaron al pueblo de La Granja por luchar por preservar su calidad de vida. Explicaron con lágrimas en los ojos que ellos atraviesan una situación grave. Necesitan obras. Urgentemente. Entendieron que no es necesario intervenir la Reserva, que es necesario encontrar una solución conjunta. Creemos que no es casual la ausencia de representantes de Jesús María. No hay peor sordo que el que no quiere oír.