El Marco
miércoles 31 de agosto de 2016

Ahora el Dicamba

Desde hoy rige la prohibición de este agroquímico en Colonia Caroya.

A partir de hoy comienza a regir la restricción para el uso del herbicida hormonal Dicamba en el territorio de Colonia Caroya. La medida fue adoptada luego de la aprobación unánime de la Ordenanza 1999/16, el pasado 10 de agosto. Allí se creó un "período ventana" de prohibición del uso de ese producto desde el 1 agosto al 31 de diciembre. Solo por este año la restricción comienza en septiembre.

La normativa determina incluso, que la tenencia de este herbicida en el período de restricción constituye presunción de utilización.

Por otro lado, la Ordenanza convoca al Ejecutivo a regionalizar la medida e "invitar" a autoridades de localidades vecinas a suscribir acuerdos de restricción de estos herbicidas, y así disminuir el daño sobre las producciones regionales.

La normativa también exige analizar otros principios activos y "el continuo monitoreo de uso de otros herbicidas" en la ciudad.

Efectos sobre la producción vitivinícola

Según expresa la normativa, la vid se ve seriamente afectada por herbicidas auxínicos (hormonales) que provocan alteraciones en la planta ocasionando daños como: detención en el crecimiento de brotes, corrimiento y falta de madurez o despareja. La consecuencia de estas alteraciones son disminución del rendimiento pero peor aún, debido a las exposiciones reiteradas año tras año, los viñedos pierden su capacidad de producción quedando obsoletos. 

Las sanciones

La Ordenanza estipula multas equivalentes a mil quinientos hasta tres mil litros de nafta para los infractores, y de entre tres mil ha cinco mil litros de nafta para reincidentes.