El Marco
miércoles 19 de octubre de 2016

'Vivas nos queremos', grito de dolor y lucha

Por Yazmín Meza Gómez*

Cuando hablamos de género nos referimos a las representaciones y valoraciones de lo femenino y lo masculino, las normas que regulan el comportamiento, lo culturalmente asignado para cada uno y una. Siempre enmarcadas bajo una jerarquización, donde lo masculino se encuentra por encima de lo femenino.  Llamamos estereotipos de género, a las representaciones sociales que se tienen de las mujeres, por ejemplo, que somos cariñosas, sensibles, débiles, maternales; y asociamos a los hombres con la fuerza, el liderazgo, la inteligencia. Desde que nacemos, la cultura nos va imponiendo y nosotrxs vamos internalizando, naturalizando y reproduciendo estas representaciones y las ---incorporamos a nuestra vida.

Es violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión dirigida hacia una mujer de manera directa o indirecta, por el solo hecho de serlo. En Argentina desde el 2011, contamos con la Ley 26.485 de “Protección integral, para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”, estipulando diferentes tipos de violencia, física, psicológica, sexual, económica y patrimonial y simbólica; siempre remarcamos que se habla de la temática cuando suceden hechos aberrantes, como extremas golpizas o cuando éstas causan la muerte, invisibilizando así los otros tipos de violencia y no hablando de ellos. También la ley describe distintas modalidades de violencia, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática, institucional y doméstica. Ya no queda la violencia relegada a lo privado, lo domestico, pasa al ámbito público, para que podamos hablar de ella sin pensar que esto se da solo en cuatro paredes de un hogar y que encima es solo “problema de la pareja”, se visibiliza la violencia en todos los ámbitos, en las calles con los famosos “piropos”, en el trabajo ya sea por acoso o por imposibilidad de crecer por ser mujer, en los hospitales para que podamos decidir cómo queremos parir, para que decidamos si queremos ser madres o no, que decidamos que hacer con nuestros cuerpos con suma libertad, para que los medios dejen de cosificarnos y seguir reproduciendo que solo somos sujetas de deseos de otros y que pueden hacer con nosotras lo que quieran. La ley nos dice que tenemos derechos y tenemos que hacerlos cumplir.
Es tarea de todos y todas ir deconstruyendo y construyendo nuevos paradigmas, educar desde la igualdad de género, desde el hogar, desde las instituciones, los medios de comunicación, el Estado. Lograr el cambio cultural. Solo así vamos a poder dar batalla a la violencia de género y su máxima expresión, el Femicidio
Los números son hoy, son desgarradores, cada 30 horas es asesinada una mujer en Argentina, desde el 2008 al 2015 el observatorio de femicidios “Adriana Marisel Zambrano” da el número de 2094 mujeres muertas, a la fecha en la Provincia de Córdoba hemos perdido 16 mujeres, madres, tías, amigas, hermanas, novias…
Desde el Colectivo Vivas Nos Queremos pensamos que esta nueva convocatoria del 19 de Octubre, que crece, es un grito desgarrador, y a la vez un acto de lucha que encadenamos con muchas otras luchas. Las mujeres también en Jesús María, Colonia Caroya y zonas aledañas, reclamamos contra la violencia de género y la economía que nos precariza. Nos convocamos porque estamos seguras de que el machismo mata y la desidia del Estado actual, también.  

*Colectivo 'Vivas nos queremos' -Jesús María-